Documento profético de los obispos

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

Fiel a su estilo de los últimos años, la Conferencia Episcopal Argentina emitió el documento “Exhortación pastoral sobre el compromiso ciudadano y las próximas elecciones”, en el que llaman a descubrir mejor nuestra vocación por el bien común y así nos convirtamos “de habitantes en ciudadanos”, a analizar como cumplimos nuestros deberes y de que manera exigimos que se respeten nuestros derechos. Ante el acto eleccionario de este año señalan que los que se postulan deben definir claramente su programa de acción y los electores estar debidamente informados. El acto eleccionario exige una gran transparencia, que lo aleje de prácticas demagógicas y presiones indebidas, como el clientelismo y la dádiva, que desvirtúan su profundo significado y degradan la cultura cívica. Es obligación del ciudadano controlar la gestión del gobernante. Los desafíos a enfrentar son: el respeto por la vida desde el momento de la concepción y hasta su fin natural; el fortalecimiento de la familia fundada en el matrimonio entre varón y mujer; la primacía del bien común que se afianza cuando la autoridad sanciona leyes justas y no se opongan a la ley natural; la participación equitativa en los bienes espirituales, culturales y materiales; y el respeto por el federalismo a través del fortalecimiento institucional de las provincias, con su necesaria y justa autonomía respecto del poder central. Recuerdan que una sociedad no crece necesariamente cuando lo hace su economía sino cuando madura en su capacidad de diálogo y en su habilidad para gestar consensos que se traduzcan en políticas de Estado, que orienten hacia un proyecto común de Nación. Quien puede negar que nuestro país sufre todavía fragmentación y enfrentamientos, que se manifiestan en la impunidad, los desencuentros y resentimientos, quedando pendiente la deuda de la reconciliación. En este sentido, citaron al Papa Benedicto XVI recordando que “las condiciones para establecer una paz verdadera son la restauración de la justicia, la reconciliación y el perdón”. Más allá de la pelea del Gobierno y la cúpula de los obispos, Kirchner señaló que “estoy de acuerdo con el último documento del Episcopado en general y por eso no salí a decir nada”. A decir verdad, fue un punto de avance el encuentro de esta semana de Kirchner con el obispo emérito de Puerto Iguazú, monseñor Joaquín Piña, en la Casa Rosada. El prelado –había vencido a Rovira en octubre en Misiones- explicó que el jefe de Estado dijo que “no tiene problemas con el cardenal Jorge Bergoglio, sino que hay cosas en que pueden disentir, pero que pueden superar las diferencias mediante el diálogo”. Justamente, la comisión ejecutiva del Episcopado ya se reunió con integrantes del Poder Judicial y todavía espera una respuesta de los poderes Legislativo y Ejecutivo para sentarse a dialogar y así buscar consensos entre los actores sociales del país. Kirchner tiene que pasar de los dichos a los hechos para así recibir a Bergoglio.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*