Dirigentes reflexionaron sobre los cambios producidos por la pandemia

El panel se realizó a través del Facebook Live del Círculo de la Prensa de Rafaela y contó con la participación de referentes sociales y políticos locales.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Anoche tuvo lugar la charla-panel denominada “Balance de un año pandémico”, que contó con la participación de referentes sociales y políticos locales, organizada por el Círculo de la Prensa de Rafaela a través del Facebook Live de su fanpage, en el marco de sus 80 años de vida institucional y marcará el cierre del “Ciclo de charlas 2020”.

En la oportunidad, cada orador reflejó un panorama general de lo vivido durante el año en curso, siendo moderada por la periodista Carina Ortiz, presidente del CPR, con la adhesión de Rafaela TV Móvil. Luego de la salutación de la Dirección Provincial de Protocolo y Ceremonial de la Gobernación, a continuación una apretada síntesis de cada uno de los expositores, quienes tres minutos para exponer:

  • Amalia Galantti (jefa de Gabinete del Municipio): “este 2020 de profunda crisis económica y social, y no solo sanitaria. Mencionar algunas palabras claves y una tiene que ver con la transformación en los ámbitos laborales, en el Municipio y en la vida cotidiana. Tuvimos que dar respuestas a la ciudadanía, emergiendo la solidaridad y el compromiso en el que nadie se salva solo y entre todos cuidarnos, destacando la vocación de servicio de los empleados municipales”.
  • Germán Bottero (presidente del Concejo Municipal): “los rafaelinos hemos mostrado esa dinámica que nos caracteriza y esa capacidad de adaptarnos. El Concejo continuó con su trabajo rutinario y habitual, acompañando un escenario de emergencia en salud y económica; fuimos uno de los primeros cuerpos en habilitar la virtualidad para sesionar y modificamos nuestro reglamento. Esta cuarentena se hizo muy larga, donde hay gente que no puede trabajar, comerciantes de distintos rubros, sumado a los problema psíquicos”.
  • Diego Castro (presidente del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región): “la entidad tuvo una participación muy activa en los protocolos de seguridad y en el consejo consultivo social con buenas soluciones, buscando un consenso en el entramado público y privado. Muchos comercios y sectores la están pasando en forma complicada y con un futuro incierto. La solidaridad se mostró con donaciones importantes al Hospital y a la Cooperadora. Se priorizaron el trabajo y la salud porque van de la mano”.
  • Norma Bessone (presidente de la Sociedad Rural de Rafaela): “en el ámbito agropecuario vivimos sin interrupciones en el trabajo con protocolos. En el ámbito nacional hubo errores cometidos en ciertas decisiones políticas que afectaron lo económico, lo social y lo educativo. Tenemos serias dificultades como la seguridad rural, los incendios, la infraestructura adecuada. Desde lo local aparece un proyecto de ordenanza que atenta contra de las fuentes de producción y trabajo en zonas periurbanas y rurales, desconociendo años de trabajo. Hay que planificar a largo plazo más de gobiernos de 4 años”.
  • Sebastián Beccaría (secretario general de Luz y Fuerza): “en este tiempo hemos logrado aflore aún más lo que podíamos dar, donde prestamos un servicio esencial y muy poco reconocido por la clase política. Estuvimos haciendo donaciones de bolsones de alimentos a las personas que podían hacer labores habituales; colaboramos con equipamiento y dinero para el hospital zonal y la clínica de María Juana para fortalecer el sistema de salud. Hicimos capacitación en electricidad, higiene y seguridad para nuestros afiliados, y en un convenio con el Municipio 2 ex lavacoches realizan capacitación en nuestra institución”.
  • Luis Fernández (obispo de la diócesis de Rafaela): “desde lo religioso conscientes de la vulnerabilidad que nos tocó vivir porque hemos sufrido; creíamos que era un mundo donde todo estaba solucionado, hecho y vivir parecía algo normal. Tuvimos que tocar el dolor, la falta de trabajo, la grieta que se ahondaba, el aumento de la pobreza. El futuro es incierto, pero hay que llenar de esperanza y no queremos ser peores, más desencontrados con violencia, sino unidos podemos trabajar, teniendo en cuenta la existencia del otro, no para aprovecharme o poner privilegios”.
  • Marcelo Becla (presidente del Consejo de Pastores de Rafaela): “el dolor es muy fuerte por no despedir a un ser querido con tristeza en mucha gente. La agenda eclesiástica cayó el trabajo con los jóvenes, los matrimonios, la tercera edad, y las celebraciones se dejaron de la noche a la mañana. Tuvimos que priorizar la ayuda social y salir al encuentro de los necesitados, entregando bolsones de alimentos. Nuestro foco estuvo en los niños y los ancianos. Esto nos lleva a buscar a Dios con todo el corazón, es el único que nos sacia nuestro ser”.
  • Germán Bürcher (director de UCES Rafaela): “la universidad fue la que más rápido se adaptó a la nueva situación y pudo dictar clases con bastante normalidad, recurriendo a las nuevas tecnologías. En la UCES tuvimos una plataforma educativa, pensada para el sistema educativo, para adaptarnos y comenzar las clases, llevando de lo presencial a lo virtual. Fue un desafío para los docentes y los alumnos, perdiéndose el contacto personal, pero hemos tenido menor deserción este año”.
  • Edgardo Allochis (director de UCSE DAR): “tenemos 1.500 personas entre docentes, alumnos, personal; en marzo pensé cómo conducir la casa de estudios porque era difícil de concebir, pero hoy lo hemos logrado realizar para avanzar en esta idea de la virtualidad, permitiendo evolucionar a las instituciones educativas. Me quiero detener en el trabajo de los educadores con enorme esfuerzo para adaptarse a esta nueva realidad. Nos encontramos a esta altura del año con un índice alarmante de pobreza: la UCA lo termina de dar con un 44,2% y no hay para festejar”.
  • María Eugenia Balbiano (presidente de la Asociación de Psicólogos del Oeste Santafesino): “ha modificado nuestro modo de trabajo, cambiaron las variables de tiempo y espacio, donde los roles y las funciones han seguido funcionando. Se comienza a vislumbrar el rearmado de una nueva cotidianeidad; el retorno a la presencialidad también ha implicado modificaciones. Pudimos identificar un sufrimiento y para muchos significó pérdidas en lo real y en lo simbólico, por ejemplo de un ser querido, de un trabajo y de los espacios de encuentro”.  

El cierre estuvo a cargo de Ortiz, expresando que “en el año del 80 aniversario de la entidad con muchos proyectos que no pudieron realizarse, pero nos transformarnos para hacer otras cosas. Con la de hoy (por el jueves) fueron seis charlas durante el año con distintos referentes, el convenio con distintas instituciones, no pudimos realizar la asamblea anual con la renovación de autoridades ni el acto por el día del periodista, avanzamos con la reforma del estatuto que data de 1957 y modificarlo a los tiempos actuales con los cambios tecnológicos para ser aprobado en la próxima asamblea”.

Agradecemos a Julio Alemandi por la edición de las fotos en un collage.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*