Día de la primavera y del estudiante como disparadores ambientales

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” que conduce Emilio Grande (h.) por radio Sol Rafaela FM 90,9. El día de la primavera es la celebración del cambio de estación invierno-primavera. En Argentina se celebra el 21 de septiembre de cada año, con festejos, la mayoría al aire libre, especialmente en parques y plazas, donde la juventud es protagonista. Además, se celebra la renovación de la naturaleza y la creatividad del espíritu humano, ya que coincide con el día del estudiante.

Las actividades comunes del día de la primavera son reunirse con amigos, sin demasiada importancia del punto de encuentro; salir a lugares abiertos como plazas y parques; pasar un día de campo; realizar un picnic; concurrir a espectáculos, como un recital, una función de cine o teatro, entre otros.

El día del estudiante es una fecha anual que se festeja en varios países y suele estar relacionada con la juventud y la primavera.

En Argentina, el día del estudiante se festeja el 21 de septiembre, coincidiendo con el día de la primavera y el día de repatriación de los restos del educador Domingo F. Sarmiento. De esta manera, se produce una justificada unificación de tres fechas con un mismo marco: la celebración por la renovación y la creatividad, de la naturaleza y del espíritu humano.

Su origen se debe a la propuesta del por entonces estudiante y luego destacado arqueólogo Salvador Debenedetti en 1902, cuando era presidente del centro de estudiantes de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Su propuesta fue aceptada para la facultad y luego extendida a todo el país.

Los festejos del día del estudiante son prácticamente los mismos que los de la celebración del día de la primavera. La juventud es protagonista. Y ya es tradición el festejo con espectáculos en vivo de todo tipo y al aire libre. La consigna es reunirse con amigos, pasar un día de picnic y aprovechar los espacios abiertos.

En nuestra ciudad, los jóvenes festejaron anoche con un recital en el que se presentaron los grupos locales “Los Usuarios de la Plastilina”, “Nacimientho”, “Wey!” y “Zeta” y la banda de música electrónica nacional “Poncho”, frente al nuevo edificio del Instituto del Profesorado, en el terreno donde se construirá la Escuela Municipal de Música.

Estas fiestas nos tienen que ayudar a pensar sobre la importancia de cuidar el planeta que habitamos, la cada común de todos, porque ya estamos viendo los desastres ecológicos con temperaturas de 40 grados que tuvimos hace unos días y luego un frío de casi 0 grados, sequías, nevadas fuera de época, inundaciones. Esto es producto de la mano destructora de las personas que privilegian sus intereses y ambiciones egoístas por encima del bien común, no respetando a la madre naturaleza, la normativa legal ni  protocolos internacionales.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *