Día de la Primavera: los jóvenes entre el CRAR y zona de quintas

En la Flor de Fiesta hubo unas 1.500 personas según los organizadores con la propuesta de bandas rafaelinas y la cumbia santafesina de Bam Band. A pesar de las restricciones cientos de jóvenes poblaron los barrios Alamos y Villa Aero Club. No hubo que lamentar inconvenientes.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

A pesar de las restricciones municipales para festejar en la denominada zona de quintas, la fiesta de la primavera se repartió en dos lugares estratégicos de la ciudad: el CRAR con la quinta edición de Flor de Fiesta y en los barrios Los Alamos y Villa Aero Club. El encuentro en las instalaciones del CRAR congregó, en el mejor momento alrededor, de las 15 horas, unas 1.500 personas, según informó Gabriela Culzoni -secretaria de Cultura del Municipio- ante la consulta de este cronista. En el marco de R!, Rafaela Cultura Joven se contó con música al aire libre, distintos shows en vivo en dos pistas temáticas con Djs, donde un sector estuvo dedicado al rock y en el otro a ritmos tropicales como cumbia, cuarteto y reggaeton. Durante la maratón de bandas rafaelinas en vivo se presentaron los grupos “La Pieza”, “Urbano”, “Rata Muerta” y “La Croqueta”. Las cuatro bandas seleccionadas fueron el resultado de la votación de los mismos jóvenes que participaron de la encuesta en el portal de R!. Para cerrar el picnic actuó la banda de cumbia santafesina Bam Band con un show en vivo donde presentaron su último CD “La auténtica calidad”. Solamente dejaron ingresar a los estudiantes con sus respectivas entradas. Se contó con la colaboración de agentes y móviles de Control Público, la Guardia Urbana Rafaelina y la Policía. A la siesta hubo algunas corridas entre algunos jóvenes pero se disuadieron enseguida por la presencia policial, que evitó que pasaran a mayores. “Los chicos se divirtieron con las diferentes propuestas de los grupos y en las dos pistas no hubo problemas, estuvo todo muy tranquilo, como también la desconcentración”, dijo Culzoni a manera de balance.

En zona de quintas

Previo a esta fiesta primaveral desde el Municipio se insistió con que “el sector denominado de quintas estará cerrado para cualquier festejo que no se dé en las casas propiamente dichas”. Más allá de la presencia de personal de control que estuvo supervisando la entrada a Villa Aero Club y Los Alamos para que “nadie acampe ni celebre en los tradicionales canteros de estos barrios”, a decir verdad que no pudieron cumplir con ese objetivo previsto. Desde la GUR César Oviedo informó a este Diario que se pedía a los jóvenes que caminaban por las calles con bebidas alcohólicas que ingresaran a las viviendas, pero en una recorrida que hizo este periodista pudo observar a decenas de grupos de jóvenes especialmente por las avenidas 1° de Marzo y Los Alamos y las calles adyacentes, divirtiéndose con música y tomando en las tradicionales jarras plásticas, como también sentados en los canteros o jugando a la pelota. Ciertamente, hay algunos elementos que quedaron bien marcados en el día de ayer. Primero que con el paso de los años la propuesta municipal en el CRAR se fue cayendo seguramente con el descenso de la oferta musical, recordando que años anteriores vinieron los grupos de rock “Auténticos Decadentes” y “Arbol”, para cambiar por el cuartetero “Trulalá” del 2007 con 3.500 jóvenes. Además, cómo hacer para evitar que los jóvenes no vayan a la zona de quintas y den rienda suelta al tradicional festejo de la primavera. Felizmente este año no hubo que lamentar mayores problemas aunque no se respetaron los lugares asignados para la tradicional celebración. ¿Será que cada uno elige cómo divertirse más allá de las imposiciones o en realidad habrá que pensar en invertir en otras propuestas musicales convocantes?

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*