Desafíos de las nuevas autoridades

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.). El indomable Fardín en vez de apoyar a Peretti a quien lo había propuesto terminó impulsando a Maina para la presidencia por sus viejas rencillas con Enrico. El cinismo de Fardín es incomprensible bajo ningún punto de vista y es el Borocotó de Rafaela. ¿Qué le habrá ofrecido el oficialismo a cambio?

Compartir:

Esta semana asumieron las nuevas autoridades en los niveles nacional, provinciales, municipales, comunales y legislativas, en el marco de 24 años de democracia en forma ininterrumpida, que se debe valorar pero que requiere buscar soluciones a las injusticias. El gobierno nacional pasó de Néstor Kirchner a su esposa Cristina Fernández, quien convocó al diálogo luego de cuatro años en que su marido estuvo cerrado con los que pensaban diferente. Respecto al conflicto con Uruguay por las papeleras, la Presidenta cuestionó a su par Tabaré Vázquez al decir que esta situación no es imputable a la Argentina porque se violó el tratado del Río Uruguay, pero se permite a los asambleístas que corten las rutas que unen los dos países violando la Constitución Nacional. Los desafíos de Cristina son generar una mayor calidad institucional, una reforma política, no se puede vivir de las prórrogas de la emergencia económica –aprobada esta semana por el Senado- cuando el país viene teniendo un sostenido crecimiento económico al 8% anual, saldar la deuda con el Club de París lo que generará mayores inversiones extranjeras en el país, especialmente de gas y energía. Además, combatir la corrupción frente al escándalo del ingreso ilegal de los 800.000 dólares para el presunto financiamiento para la campaña de Cristina. ¿Qué hacía un ciudadano americano nacido en Caracas en un avión privado contratado por el gobierno argentino integrado por funcionarios de los gobiernos local y venezolano? Por su parte, el gobierno provincial buscará diferenciarse de 24 años de conducción justicialista que generó un rechazo social en las últimas elecciones y propició la burocratización de la administración pública. Hermes Binner convocó a “cambiar Santa Fe”, adelantando que propiciará la reforma de la Constitución Provincial, que es saludable ya que data de 1962 cuando en 1994 se reformó la Constitución Nacional en la capital provincial, debiendo incluir mayor autonomía a los municipios, incorporar nuevos institutos de participación popular, dar la posibilidad de un segundo mandato al gobernador. A nivel local hay que hacer dos análisis. La nueva conducción del Concejo Municipal presidida por Jorge Maina, impensado hasta la sesión extraordinaria del lunes último. El determinante fue el indomable Víctor Fardín que en vez de apoyar a Luis Peretti a quien lo había propuesto terminó impulsando al líder de Smata para la presidencia por sus viejas rencillas con Rodolfo Enrico. El cinismo con que actuó Fardín es incomprensible bajo ningún punto de vista y es el Borocotó de Rafaela. ¿Qué le habrá ofrecido el oficialismo a cambio? El futuro político de Fardín se irá diluyendo cuando finalice su mandato dentro de dos años porque, seguramente, la gente sabrá castigar con su voto como lo hizo con Lolo Bauducco, quien fue más oficialista que opositor, mezclando la política con el periodismo con total desparpajo. El tercer mandato de Omar Perotti debe incluir la construcción de un acueducto, combatir la inseguridad, finalizar la terminal, ordenar el tránsito caótico, arreglar el empedrado a un ritmo más acelerado, un crecimiento ordenado con justicia social. ¿Las nuevas secretarías y subsecretarías creadas habrán sido necesarias?

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*