Derechos Humanos: hace 35 años y también hoy

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por Red del Plata Rafaela (FM 104,3) que conduce Emilio Grande (h.). El reclamo por los derechos humanos no debe quedar en la década del 70 porque hoy miles de argentinos no tienen trabajo, salud, educación, vivienda, seguridad, se atenta contra la vida con el aborto y la libertad de expresión sufre presiones políticas y económicas de las que Rafaela no escapa, siendo una de las libertades fundamentales.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Esta fecha tan especial para los argentinos debe servir para reflexionar sobre el sentido del valor de la vida que en muchas ocasiones de nuestra historia no fue respetada. Una de ellas fue en la violenta década del setenta en la que murieron miles de personas. El golpe militar del 24 de marzo de 1976 significó un retroceso sobre los derechos humanos porque se violaron derechos constitucionales más elementales y se avasallaron las instituciones, que contó lamentablemente con el consenso de buena parte de la dirigencia política, social y religiosa y de la sociedad civil de aquel momento. En el plano económico se aplicaron políticas liberales que profundizaron la exclusión social. Además se instauró un terrorismo de Estado en el que se llevó adelante un plan de exterminio sistemático con métodos de tortura, secuestro, desaparición y robo, totalizando unos 22.000 crímenes admitidos por el propio Ejército, según documentos desclasificados en Estados Unidos hasta 1978. Conviene contextualizar los años previos a 1976. Venía operando una guerrilla urbana a través de Montoneros, ERP y FAR, cuyo objetivo era cambiar el sistema político a través de la lucha armada, con asesinatos emblemáticos como el militar Aramburu, el sindicalista Rucci, en medio de una oleada violenta en otros lugares del mundo. Eran años de una brutal interna del Partido Justicialista con dos posiciones antagónicas a tal punto que en el regreso fallido de Perón en 1972 se produjo una balacera en Ezeiza entre ambos bandos. La derecha motorizada por López Rega a través de la Triple A. Durante la represión de la dictadura, en 1978 se jugó el Mundial de Fútbol en Argentina y en 1982 fue el último intento del régimen con el desembarco a las Malvinas en la que murieron jóvenes inocentes. ¿Qué hubiera pasado si se ganaba la guerra? En 1983 volvió la democracia y el presidente Alfonsín tomó la decisión política de enjuiciar a los militares por los violaciones cometidas, que se enriqueció con la CONADEP que mejoró la calidad de las pruebas en base a testimonios de detenidos torturados. El juicio determinó la responsabilidad de las juntas militares y de rangos menores, luego vinieron las leyes de punto final y obediencia debida y los indultos. La memoria es indispensable para recordar lo que fueron aquellos años violentos y el “nunca más” sea la bandera a defender para seguir reclamando justicia y verdad. En clave cristiana, tiene que aflorar un espíritu de reconciliación entre los argentinos para cicatrizar los rencores y los resentimientos. Debemos arrepentirnos de nuestros errores y asimilar el aprendizaje que brinda la historia para no repetir los errores del pasado. El reclamo por los derechos humanos no debe quedar en la década del 70 porque hoy miles de argentinos no tienen trabajo, salud, educación, vivienda, seguridad, se atenta contra la vida con el aborto y la libertad de expresión sufre presiones políticas y económicas de las que Rafaela no escapa, siendo una de las libertades fundamentales.

Compartir:

1 thought on “Derechos Humanos: hace 35 años y también hoy

  1. Tambien debemos terminar con los prostibulos en Rafaela, hay menores, esclavas sexuales y consumidores que en muchos casos los domingos van a misa. Rafaela es un pueblo grande, no se puede convivir con ese flagelo al que toda la sociedad lo asume como algo que ya pertenece al paisaje de nuestra ciudad. mujeres ofreciendo sexo en las centricas y no tanto. todos sabemos, nadie se ocupa. ahora si nuestro periodismo, comenta sobre problemas sociales de Asia, Europa, Brasil y el resto del mundo y “BOTELLA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*