Declaran de interés nacional la obra de Remo Pignoni

El homenaje se hizo en la biblioteca Sarmiento. La diputada Elda Gerez entregó una distinción a sus familiares. Hablaron Roque Strada y María González.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

En un emotivo homenaje anoche declararon de interés nacional la obra del músico rafaelino Remo Pignoni durante un acto en la biblioteca Sarmiento de nuestra ciudad. En la oportunidad la diputada Elda Gerez de Juan -gestora de la iniciativa y ex alumna de Pignoni- hizo entrega de una distinción, otorgada por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación con la firma del presidente Eduardo Fellner, a los familiares del pianista y compositor: su esposa Dorita Bertolotti y sus hijos Atilio (concejal), José María y Remo. También estuvieron sus nietos. “Lo conocí a Remo en los años 50 cuando era estudiante en la Escuela de Comercio y Remo enseñaba la cátedra de Cultural musical. Era una persona directa, de fino humor, apasionado y tesonero”, destacó Roque Strada, quien fue alumno y ahora es profesor de Canto en la Escuela Municipal de Música Remo Pignoni. Y agregó: “en una de las clases en medio del bullicio de los alumnos preguntó «¿qué signo es este?», mientras lo dibujó en el pizarrón y le contestaron con silencio. «Eso es lo que quiero en este momento»”, ante la risa de los presentes. A su turno, la ministra de Innovación y Cultura de la provincia María de los Angeles Gónzalez señaló que “fue esposo, padre y un hombre de la comunidad cuya identidad musical es memoria de los santafesinos. Es un hombre de mayo (nació y murió en ese mes) y mayo evoca la libertad y la independencia cultural”. Después hizo referencia a sus tres discos “El habitante del silencio”, “De lo que tengo” y “Música argentina”. Al respecto, dijo que “de su silencio apareció la música y la canción, tardó en componer (empezó a los 43 años) pero no a vivir; es un reconocimiento tardío de este piano sagrado que tuvo Rafaela. Cuando empecé a escucharlo me pareció un piano desafinado de nuestra identidad pero con el paso del tiempo se convirtió en un piano afinado que ahora toca como nunca”. Finalmente, el coro del Centro Ciudad de Rafaela que dirige Jorge Céspedes interpretó tres temas: Grisel (Mariano Mores y José Contursi), Trabajos de la viña (Jorge Sosa) y Ramita nueva (letra de Fortunato Nari -presente en el acto-, música de Pignoni y arreglos de Roxana Mondino, directora de la escuela citada también presente). “Este coro se creó en 1940 a instancias de Remo y lo dirigió 10 años. Lo conocí en la década del 80. Su obra pianística es única y original”, sostuvo Céspedes.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*