Creció en un 73% la colecta de Cáritas en nuestra ciudad

El total de las ocho parroquias de la ciudad ascendió a 69.675,85 pesos. La recaudación se distribuye en tres partes iguales: Cáritas Nacional, Diocesana y Parroquial, cuyos fondos se destinan para financiar distintos proyectos.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

El monto total de la colecta anual de Cáritas en las ocho parroquias de Rafaela ascendió a 69.675,85 pesos, lo que representa un incremento del 73% respecto a la campaña realizada el año último, según informaron fuentes confiables a este cronista. El detalle de cada una de las parroquias es el siguiente: Catedral San Rafael 29.583 pesos, Fátima 6.204, San Antonio 7.647,55, Guadalupe 6.138,65, Sagrado Corazón 7.977, San Cayetano 3.430, Santa Rosa 2.200 y San Pedro-Santa Josefa 6.495,65. La recaudación se distribuye en tres partes iguales: Cáritas Nacional, Cáritas Diocesana y Cáritas Parroquial, cuyos fondos se destinan al sostenimiento de centros comunitarios de atención integral, jardines maternales, trabajo con personas en situación de calle, capacitación laboral y de voluntarios, microemprendimientos productivos y de autoconsumo familiares, autoconstrucción de viviendas, promoción de espacios educativos y de salud integral, formación ciudadana, prevención y atención de emergencias climáticas, entre otros. Esta colecta se realizó entre el 7 y 8 de junio últimos en todo el país bajo el lema “La desigualdad nos duele. Recuperemos la capacidad de compartir”. La demora en los resultados se debe a varios factores: el conteo del dinero y su rendición son lentos porque este trabajo se hace ad honorem (de hecho todavía no se conocen los datos de las parroquias del resto de la diócesis de Rafaela que abarca los departamentos Castellanos, San Cristóbal y 9 de Julio) y, además, hubo alguna reticencia en dar la información de algunos lugares consultados por un supuesto error en el resultado brindado por este diario en 2007. La metodología empleada fue a través de la entrega de sobres en las misas y la recorrida domiciliaria con una alcancía a cargo de voluntarios de cada parroquia.

Análisis cualitativo

En cuanto al análisis cualitativo de los números mencionados sobresale, lejos, la recaudación de la parroquia San Rafael con un amplio radio de cobertura territorial (barrios Mosconi, Pizzurno, San Martín, 30 de Octubre, Ilolay y parte de 9 de Julio) y el nivel socioeconómico de su población formado por clases media, media alta y media baja. Después se ubican en forma pareja las parroquias San Pedro-Santa Josefa, San Antonio, Guadalupe, Sagrado Corazón y Fátima, ubicadas en populosas barriadas de la ciudad que cobijan a habitantes heterogéneos desde clase baja hasta media alta, teniendo incrementos interesantes en sus colectas respecto al año anterior. Por su parte, las parroquias San Cayetano y Santa Rosa se ubican lejos del segundo grupo y también se encuentran ubicadas en sectores masivos de población. En el caso de la primera aumentó comparado al 2007, pero la ubicada en el barrio Villa Rosas disminuyó respecto al año pasado. A decir verdad, los cristianos y la gente de buena voluntad van tomando mayor conciencia sobre el compromiso en colaborar en este tipo de colectas en los últimos años (sin olvidar la idea evangélica de que hay más alegría en dar que en recibir), ya que es reconocido el buen destino de los fondos para el sostenimiento de los distintos proyectos de Cáritas y no quedan “vueltos” en el camino como suele suceder en los ámbitos de la burocracia estatal. Tampoco hay que olvidar la variable de la inflación cuyos datos en los últimos meses fueron manoseados por los funcionarios nacionales sobre las mediciones del INDEC que varían notablemente respecto a las privadas, por lo cual es difícil estimar si con esta nueva colecta se pueden financiar más cantidad de propuestas, igual o menos, a pesar de haberse recaudado mayor dinero comparado al 2007.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*