Cómo entender el arte abstracto

Por María Inés Adorni.- Muchas de las personas no entienden el Arte Abstracto, no les dice nada, pero les voy a explicar los misterios de este arte.
Les daré las bases y fundamentos para crear una pintura abstracta.
El lenguaje de los colores, como podemos expresar nuestros sentimientos, nuestras emociones a través de los colores, antes les comento el fundamento principal a este enigmático estilo.
El arte de la pintura lo podemos dividir en dos grandes estilos totalmente contrapuestos, el figurativo por un lado y el abstracto por el otro y de allí todas las variantes y un amplísimo abanico de subestilos y técnicas que se van generando para que tratemos de expresar.
Muchas personas se preguntan qué es y cómo se explica el arte abstracto. Se los voy a explicar desde mi punto de vista.
Primero vamos a diferenciar los grandes estilos contrapuestos. El figurativo es la representación de objetos identificables mediante imágenes reconocibles, ejemplo un paisaje con arboles, ríos, montañas, animales, y dentro del figurativo todas las variantes conocidas y por venir como realismo, impresionismo, renacentismo, barroco, manierismo, surrealista conceptual y varios de estilos más.
Mientras que el abstracto no representa cosas o imágenes concretas de la naturaleza sino que propone e intenta una realidad distinta, propone un arte simple y complejo basado puramente en sentimientos que van mas allá de nuestra realidad figurativa.

El abstracto

Colores tonalidades y trazos con sentimientos propios. El Abstracto puede despertar y revelar emociones y motivaciones personales.
Les voy a explicar cómo podemos expresar nuestros sentimientos desde el lenguaje de los colores. Cada persona es un mundo y por lo tanto los colores nos pueden representar cosas y emociones.

Los colores me llegan de una forma muy distinta para mi y para otras personas. Entonces qué nos pueden transmitir los colores.
Empezamos con el negro, sensaciones que nos produce, y dependiendo de tu estado de sensaciones anímicas presentándose en tu interior.
El color negro oscuro como la noche y el universo, intrigante, temible e infinito. El color negro nos produce emociones y sentimientos ocultos mucho más allá de nuestra imaginación.
Pero la vida nos lleva a la luz y a una amplísima gama de colores, colores con distintas tonalidades que despiertan sensaciones y emociones diversas y entonces aparece el azul transmitiendo calma y una paz interior, imaginamos el cielo, la profundidad del mar, este color nos transmite confianza, está relacionado con la estabilidad, inmortalidad y el poder, es un color elegante.

El color azul pertenece a la gama de colores fríos pero si lo combinamos con colores más calidos logra un muy buen equilibrio.
Es primordial el sentimiento que nos producen los colores para hacer una obra abstracta.
El gris es un color neutro que tiende al equilibrio, al orden, al respeto y a la elegancia, el gris inspira estabilidad y calma, el gris claro da paz y tranquilidad, este color te hace quedar quieto, también simboliza el éxito, también se asocia a la mediocridad, esta sensación siempre dependerá de tu estado emocional y anímico circunstancial.

El por qué del abstracto

El color blanco. Todos los colores lucen mejor su origen cromático aplicados sobre el blanco o acompañados del blanco, la presencia del blanco produce claridad, luz, pureza, inocencia.
Al blanco lo asociamos siempre al invierno y al frío, al blanco lo podés relacionar también con un vacío mental, como suele pasar a veces frente a un examen cuando decís tengo la mente en blanco.

Como color emocional el rojo

Expresa amor, pasión, es el color del fuego y la sangre por lo que se lo asocia con la energía, la guerra y el peligro. Con todas estas sensaciones, el rojo simboliza calor y verano, se lo identifica con la fuerza, el poder y la determinación.
En la abstracción sólo pintaremos sentimientos, cosas que nos están pasando en la vida, en nuestro interior, sean lindas o feas.

El verde

Este color es muy especial, es un mediador entre los extremos de las emociones y los sentimientos, el verde es el color que te vuelve a la fuente, es como un despertar de un nuevo día, es frescura, esperanza, energía obtimista y también relajación, el color verde llama a la tierra, a la naturaleza, al renacer y al brote, es un color fresco y está asociado a emociones positivas potenciando la tranquilidad y serenidad.
El amarillo se relaciona con la felicidad, la riqueza y el poder, también con la abundancia, la fuerza y la acción, la energía y el optimismo define a este color cálido, mejora el estado de ánimo y nos lleva a encarar el futuro y a tomar decisiones, el amarillo asociado al verde despierta muchas ganas de vivir.
El naranja es el color de la amistad, la sociabilidad y la felicidad, en la pintura ayuda al equilibrio emocional transmitiendo optimismo y mejorando el estado de ánimo, está asociado este color al calor, al sol y al fuego.

El color marrón

Es un color confortable, evoca al ambiente otoñal y da la impresión de gravedad y equilibrio, es un color realista, tal vez porque es el color de la tierra y la madera.

El ocre

Los colores ocres evocan el final del verano, crepúsculos, hojas cálidas y trigales, depende de tu estado de ánimo. Te invito a que concurras a mis clases de arte a transmitir tus sentimientos.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*