Chávez: de invencible a derrotado

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.). Este resultado electoral es saludable para la democracia y para las instituciones venezolanas y latinoamericanas el hecho de que Chávez haya encontrado un obstáculo dentro de su propio país.

Compartir:

En el referéndum del domingo último en Venezuela marcó un antes y un después: por escaso margen pero mayoría al fin (el 50,7% de los votos) perdió por primera vez el presidente Hugo Chávez. Los venezolanos le pusieron límite y reaccionaron en contra de la reforma constitucional que proponía la reelección ilimitada en el poder y con ello la profundización de la revolución bolivariana a través de una economía con principios socialistas. Lo escandaloso del caso fue que los resultados se conocieron nueve horas después de cerrado el comicio a las 19,30 horas del domingo, mientras el consejo electoral había garantizado que demoraría dos horas en informar. ¿Por qué se demoraron los resultados tan reñidos? A decir verdad, Chávez esperó hasta lo último para saber si la tendencia se revertía a su favor. En su intimidad explotó de bronca, expresando que “me mintieron, me engañaron”, en referencia a los asesores que lo acompañaron. De todas maneras, el polémico y autoritario Chávez –electo hace ochos años- continuará en el poder durante muchos años más: hasta el 2013, pero según él su proyecto había fracasado sólo por ahora y buscará la manera de insistir con la propuesta. En la vereda de enfrente, los líderes opositores llamaron al diálogo y a la reconciliación, y alentada por este triunfo histórico la fragmentada oposición ya comenzó a organizarse para los próximos comicios electorales. Un párrafo especial para el presidente Néstor Kirchner quien calificó a su par venezolano de gran demócrata. En los últimos tres años, Chávez fue la principal fuente de financiamiento externo de la Argentina, a la que le compró bonos nacionales por 5.000 millones de dólares. Este resultado electoral es saludable para la democracia y para las instituciones venezolanas y latinoamericanas el hecho de que Chávez haya encontrado un obstáculo dentro de su propio país. Si hubiera ganado no solamente le hubiera permitido la ampliación del período electoral sino también atribuciones personales para Chávez como el control de las reservas en divisas extranjeras, del banco central y del orden territorial del país, mayores poderes para confiscar propiedades, censurar medios de comunicación en situaciones de emergencia y la reducción a seis horas de la jornada laboral. ¿Qué clase de demócrata es Chávez que domina la Asamblea Nacional, la Corte Suprema y la compañía de petróleos? ¿Qué pluralista es este presidente venezolano que no renovó la licencia a Radio Caracas Televisión luego de 53 años en el aire? Hoy más que nunca vuelven las palabras del rey español Juan Carlos: “¿Por qué no te callas?”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*