CCIRR: plantearon el creciente flagelo del comercio informal a los concejales

Dirigentes de la Comisión de Comercio y Servicios se reunieron con los ediles para poner en agenda los principales temas que afectan al sector. Bottero y Mársico apuntaron a mecanismos de control y avanzar con la legislación faltante.

Compartir:

En el SUM del CCIRR, se realizó esta mañana un encuentro entre representantes de la Comisión de Comercio y Servicios (CC&S) del CCIRR y los ediles que integran el Concejo Municipal de Rafaela; con el objetivo de abordar la problemática de la informalidad, un flagelo que afecta de forma cada vez más fuerte a todos los rubros, sin que se observen medidas concretas y sistemáticas que busquen cambiar este escenario.
Al comienzo del encuentro, el presidente de la CC&S, Gabriel Corrado, agradeció la presencia de los concejales y de los representantes de las distintas cámaras que integran la Comisión, que hace años viene planteando la necesidad de un mayor compromiso del Estado en torno a este tema. Por su parte, el presidente del Concejo, Germán Bottero, agradeció la invitación, y puso en valor el desarrollo de este tipo de espacios de diálogo y consenso.
Luego, sin dejar de destacar la impostergable necesidad de reformular el sistema tributario y la normativa laboral vigente, los dirigentes presentes reiteraron la postura institucional que fue expuesta en encuentros anteriores, en relación a la necesidad de que se realicen mayores esfuerzos de coordinación entre los diferentes niveles de gobierno, para lograr fiscalizaciones sistemáticas y consistentes. En la misma línea, se indicó que las acciones de control deberían estar acompañadas de programas de acompañamiento integral a quienes actualmente trabajan fuera de las normativas vigentes, para que progresivamente ingresen al circuito formal.
Seguidamente, los representantes sectoriales fueron explicando cómo se desarrolla la informalidad en cada uno de sus rubros, poniendo de manifiesto la necesidad de pensar, además de estrategias integrales, políticas específicas que aborden la problemática particular de cada uno. Tal es el caso de la Cámara de la Construcción, que desde hace tiempo viene exigiendo la implementación del Registro de Constructores e Instaladores, así como también el de la Cámara Inmobiliaria, que brega para que el Municipio adhiera a Ley que estipula que su actividad solo puede ser desarrollada por corredores inmobiliarios debidamente matriculados, como acontece en todas las localidades de la provincia de Santa Fe. Además, se manifestó con preocupación la naturalización del fotocopiado de libros sin autorización, una acción prohibida por la Ley 11.723, que regula el régimen de la propiedad intelectual. También se puso como ejemplo una ordenanza de la ciudad de Rosario, que regula la actividad de Alquiler Turístico Temporario (ATT) de alojamientos en esta ciudad, una cuestión que viene planteando la Cámara de Propietarios de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Rafaela (CAPHREBAR).
Finalmente, y tras un amplio intercambio de opiniones con los ediles presentes, se resolvió convocar un encuentro más amplio que incluya a autoridades municipales, provinciales y nacionales que tengan injerencia en la fiscalización laboral y tributaria, en sus respectivos niveles de gobierno.
Formaron parte del encuentro, por el CCIRR, Gabriel Corrado, Mariano López, José Frana, Hernán Heinzmann, Armando Marinozzi, Gabriel Faber, Ezequiel García, José Rey Nores, Germán Ciceri, Raúl Arduino, Marco Boidi, Benjamín Albrecht, Ignacio Scocco, Iván Acosta y Mauro Soffietti. Los ediles que se sumaron a la convocatoria fueron Germán Bottero, Valeria Soltermann, Leonardo Viotti, Miguel Destéfanis, Brenda Vimo, Lisandro Mársico y Martín Racca.

Compromiso legislativo

Luego de la reunión se consultó a dos concejales presentes. El presidente del cuerpo legislativo Germán Bottero destacó que “fue solicitada por la Cámara de Comercio y tiene que ver con el comercio informal, un problema que no solo atraviesa al sector. Estamos hablando de empleo no registrado en negro, venta de mercadería no oficial, ropa o productos truchos. También estaba la Cámara de la Construcción con gente no declarada, la Cámara de Transporte y la Cámara de Seguridad Informática. Atraviesa transversalmente a casi toda la actividad comercial. Los directivos del Centro Comercial plantearon el tema y qué vamos a hacer de ahora en más o cómo podemos avanzar con cuestiones para corregir estas situaciones”.

Recientemente, este hecho de público conocimiento con la empleada de un supermercado chino que rompió las botellas en una góndola de vinos, ¿se pudo abortar esta situación?

Al respecto, respondió que “el tema puntual no, pero ha sido un disparador que expresa esta situación, con una persona sin derechos, sin acceso a la jubilación y a la salud, que trabajó por menos del sueldo que corresponde y se quedó sin trabajo. Este caso visualizó que, según ellos, estamos hablando de un 30% de la población económicamente activa tiene algún problema de precarización de empleo o en negro, son miles de rafaelinos que sufren la situación de esta mujer, no se llegan a estos extremos, pero son las mismas situaciones de trabajo, donde tu empleador no te reconoce tus derechos”.

Sobre cómo es el trabajo mancomunado con el CCIRR, Lisandro Mársico señaló que “hay que generar de manera permanente un espacio de discusión, pero no solamente entre el Concejo y el Centro Comercial sino invitar a otros actores, lo que se reclama es el control. Salvo alguna ordenanza que puede estar faltando, el resto de la legislación está toda. A la hora de controlar quienes son los responsables hay una falencia. La idea es convocar al AFIP, al API, otras dependencias provinciales o municipales para ir viendo cómo se puede ir solucionando los diferentes problemas que se plantearon en cada uno de los sectores”.

Y agregó: “tenemos un problema concreto que se planteó los registros de constructores y electricistas, que ya está legislado; en este caso hay que ver cómo se puede activar el mecanismo del control y en otras situaciones no está la legislación como hotelería informal y las inmobiliarias, que reclaman una ordenanza local para regular la comercialización de las viviendas. Para caminar este trayecto juntos se va a generar este espacio de encuentro permanente, incorporando otras áreas para ver cómo tenemos un principio de solución. No nos podemos resignar a decir que es común y esto pasa en otras ciudades y aportar cada uno lo suyo para que podamos contrarrestarlo con los mecanismos que generemos”.

¿Es un trabajo arduo y mucho lo que hay que hacer?

El edil del PDP aclaró que “no es a corto plazo, pero es lo que se planteó y se puede hacer, pero peor es estar en situación de inactividad concreta de controles y lo que falta de legislación. Si lo logramos mantener con el Centro Comercial, vamos a poder darle respuesta a la gente que quiere vivir amparado por la ley y el que está informal pero se deja ayudar puede también. En esta economía difícil de transitar, cómo podemos trabajar con los comercios pequeños de cualquiera de los rubros para que puedan entrar en el mercado formal, mientras están los grandes comercios evasores o venden mercadería trucha y ahí hay que poner el ojo”.

Solicitan un terreno

Por otro lado, los concejales tuvieron una reunión con integrantes de la Asociación Civil Iniciativa Solidaria, que había enviado una nota al Concejo Municipal, solicitando la misma para dar a conocer sus actividades.

Al término del encuentro, se conversó con la edil Valeria Soltermam, destacando que “para conocer esta iniciativa que hace poco que está trabajando en la ciudad. El pedido puntual es gestionar la posibilidad de contar con un lote para construir un depósito y guardar las donaciones de alimentos que reciben semanalmente. Tenemos mucha gente solidaria en Rafaela y nos gusta recibirlos, escuchar los aportes que hacen, pensando en los otros y poder acompañar desde el Concejo”.

A su turno, Viviana Botta, una de las referentes de la asociación, expresó que “fue una reunión muy linda, nos escucharon, muy abiertos, nos propusieron algunas cuestiones y nos vamos contentos. La idea es hacer un trabajo mancomunado con todos los que nos ayudan, los voluntarios, el Municipio y el Concejo. Queremos ayudar a las personas no sólo para contribuir con alimentos sino también brindar otras oportunidades de capacitación y demás detalles para llevar adelante. Vamos por buen camino”.

Viviana García agregó que “pretendemos un desarrollo integral, pero nos abocamos específicamente a los lugares que son vulnerables en lo alimentario, el hambre es doloroso en muchos lugares y en otros es difícil es llegar. Nos ofrecemos para reducir estas incapacidades, recuperando el alimento a través de donaciones. En el trabajo diario hay algunas trabas como la estabilidad que daría tener un lugar propio para hacer cursos de capacitación, clasificación de alimentos y acompañamiento a las personas que están en el territorio. Somos intermediarios para hacer cada vez mejor este trabajo”. También asistieron a la reunión sus pares Carlos Trullet y Daniel García.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*