Caso de Marita Verón: paradigma de la impunidad en la anomia argentina

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). ¿Cómo puede ser que los 13 procesados hayan quedado libres? La verdad algún día se conocerá, no hay que perder la esperanza.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- La Sala II de la Cámara Penal de Tucumán realizó la lectura de la sentencia a los 13 imputados en el caso por el secuestro y sometimiento a la prostitución de María de los Ángeles “Marita” Verón: todos los procesados fueron absueltos. Cuando se terminó de leer el veredicto, gritos, palabras de repudio e insultos surgieron de los allegados a Susana Trimarco. Se mostraron indignados por el fallo del juzgado. Fuera del tribunal, un grupo de personas que aguardaba la salida de la madre, se unieron a la furia. Los acusados eran María Jesús Rivero, la empresaria sospechada de haber ordenado el secuestro; su hermano, quien se creía había sido el encargado de capturarla; Daniela Milhein, que sería quien la mantuvo secuestrada en Tucumán; “Liliana” Medina, la gran madama de La Rioja durante la década menemista y dueña de los prostíbulos más importantes, que estaba imputada junto a sus dos hijos: El Chenga y José Gonzalo Gómez; Domingo Andrada, el policía riojano que buscaba a las chicas para llevarlas a los prostíbulos de “Liliana”. También María Azucena Márquez y María Natalia Bustos, que también formarían parte de esta red; Carlos Luna y Cintia Gaitano, regentes de prostíbulos en La Rioja; junto a los tucumanos Juan Humberto Derobertis y Andrés González. Los 13 procesados llegaron al juicio acusados de los delitos de sustracción, retención y ocultamiento agravado de Verón por su condición de mujer, en concurso con el delito de promoción de la prostitución. Los jueces al frente del juicio eran Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano. Horacio Verón -hermano de María de los Ángeles Verón- sospecha que los magistrados fueron sobornados por “la mafia y los proxenetas”, aunque no sabe si con dinero o propiedades. “Es imposible que en un juicio 13 imputados queden en libertad”, dijo. Se presume que Marita habría sido secuestrada -el 3 de abril de 2002 a los 23 años- por tratantes de personas para obligarla a ejercer la prostitución, y podría haber sido trasladada forzosamente a la provincia de La Rioja. Trimarco sostuvo que “una mujer que trabaja en la noche nos dice que sabía lo que le pasó a Marita. Nos dio datos de dónde la tuvieron cautiva, y la secuestraron para la explotación sexual en La Rioja. Yo no podía creer que existan esas cosas”. Cuando llegó a un prostíbulo de La Rioja no encontró a Marita. Pero Anahí fue corriendo a sus brazos suplicando que la rescatara. Contó que había visto a su hija la semana anterior y relató el calvario que vivía. A raíz de este fallo hubo marchas en distintos lugares del país incluido Rafaela, pidiendo Justicia. ¿Cómo puede ser que los 13 procesados hayan quedado libres? La verdad algún día se conocerá, no hay que perder la esperanza.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*