Cáritas Fátima Rafaela colabora en reconstruir el vínculo familiar

Se trabaja en la cocina y el costurero comunitarios donde creció la demanda por la situación socioeconómica. La cocina tiene un presupuesto mensual de $ 6.200 y alimenta a 240 niños. Se reflexiona el mensaje del Evangelio para iluminar la vida cotidiana.

Compartir:

Integrantes de Cáritas parroquia de Fátima dieron a conocer el proyecto con el objetivo de colaborar en la reconstrucción del vínculo familiar a través de compartir el alimento material y espiritual. Las líneas de acción son las siguientes: a) Cocina comunitaria: las madres elaboran en forma mancomunada la comida del fin de semana para sus familias. b) Oración con la palabra de Dios: se reflexiona el mensaje del Evangelio para iluminar la vida cotidiana del cristiano, se reza en la cocina con las mamás y luego lo hacen en el hogar con sus hijos y miembros: el tema que se aborda es la Sagrada Familia como modelo de vida en la fe. c) Costurero comunitario: se recupera la ropa que las personas donan para usar, hacer nuevas prendas, con tela nueva se diseñan nuevas prendas para los niños; algunas madres participan con el asesoramiento de miembros de Cáritas que voluntariamente se acercan para trabajar. d) Niños y jóvenes de la cocina: frente a los problemas y peligros que enfrentan las nuevas generaciones se realizan actividades de contención. e) Horno de barro: por la tarde se produce pan para completar los alimentos que las familias consumen. f) Liturgia equipo de Cáritas: participa de la comunidad cristiana organizando la misa del tercer domingo del mes. g) Huerta comunitaria: es una propuesta que se está organizando y que permitiría variar la dieta de las familias, disminuyendo los costos en la compra de mercadería.

LOS APORTES

Cáritas Diocesana y Decanal que colaboran con dinero para llevar adelante el proyecto. Colectas de Cáritas. Ayuda de los proveedores que dan plazos más flexibles para saldar las deudas.

Estado (programa nacional) para comprar la mercadería con un cheque de $ 3396,12 por mes (ahora está al día pero durante muchos años se debían varios meses). Además, el Municipio provee leña para el horno y gestiona donaciones de particulares para adquirir elementos para la cocina, por ejemplo una cocina nueva para sustituir la que se rompió; también con el taller de higiene en la cocina en la formación de las mujeres para cocinar, respetando las normas de limpieza básicas en la producción de alimentos.

Padrinos de la cocina: personas de la comunidad parroquial que donan dinero para poder cumplir con los compromisos económicos que demanda el funcionamiento de la cocina; actualmente son 8 padrinos (personas e instituciones) e invitan a aquellos que quieran sumarse.

Empresas de la ciudad que donan productos para elaborar los alimentos, por ejemplo huevos.

Fieles de la comunidad parroquial donan desde el primer fin de semana del mes de agosto en las misas correspondientes alimentos no perecederos para ayudar con los insumos que se necesita. La respuesta fue inmediata y se sostuvo en las misas siguientes; alientan a que se mantenga ya que si disminuyen los ingresos habría problemas en los costos para la adquisición de alimentos.

Colaboración económica esporádica de personas e instituciones de la comunidad. Las familias de la cocina comunitaria que contribuyen desde sus posibilidades, para comprar el gas o algún alimento específico para cocinar. Acompañamiento de personas que ofrecen su tiempo para realizar actividades o trámites para la cocina. Aporte Cámara de Diputados de la Nación de $ 350.

DESTINATARIOS

Pasaron de 40 a 45 familias de los barrios Fátima, Villa del Parque, Villa Podio y el nuevo sector (Plan Federal, PROMEBA, Cáritas), alimentando a uno 240 niños. Conviene recordar que en la crisis 2001-2002 asistían 380 niños al comedor y con el paso de los años fue disminuyendo esa cantidad. En 2007 se produjo la transformación de comedor en cocina comunitaria que sumaba 230 raciones a través de viandas. Las mujeres que participan son amas de casa o empleadas domésticas, los hombres realizan changas de albañilería y son pocos los que tienen empleos fijos. El nivel de instrucción de las mujeres es de primaria o primaria incompleta. Hay algunos casos de madres que no saben leer ni escribir. Los niños cumplen con la obligatoriedad escolar. El aumento se debe a que se mudaron a este sector y de las necesidades de los grupos familiares para satisfacer los requerimientos mínimos para llevar una vida digna. El proyecto se inició a mediados de 2007 funcionando un solo grupo de madres que voluntariamente se sumó a esta experiencia. Hoy funcionan cinco grupos: el jueves a la mañana (8 mujeres), viernes a la mañana (13 mujeres), viernes a la tarde (12 mujeres) y sábado a la mañana uno de 6 y otro de 12 mujeres. El aporte económico para sostener las distintas líneas de acción, sobre todo la cocina comunitaria que mensualmente requiere unos $ 6.200 para funcionar. Este dinero está destinado solamente a la compra de alimentos, sin contar los elementos de limpieza, de cocina, gastos de luz y arreglos varios (edificio, artefactos, entre otros). El equipo de trabajo tiene 9 integrantes con tareas específicas más el párroco Antonio Grande que preside el organismo, quien acompaña el trabajo social y espiritual. En el costurero colaboran 5 mujeres de la comunidad parroquial.

PARA DESTACAR

Festejo del día del niño: participación de la comunidad que donó juguetes y alimentos para realizar la celebración y la colaboración de alumnos de 4to. año A de la EEM N° 204 Domingo de Oro y 5to. Humanidades y Ciencias Sociales del Colegio San José que organizaron las actividades y reunieron golosinas y alimentos para compartir con los niños y madres.

Las madres que cocinan para familias que pasan dificultades a través de sistema de viandas.

Formación espiritual que es recibida con entusiasmo por las mujeres y que sirve como instancia de encuentro para profundizar los lazos entre los integrantes del grupo y para iluminar desde él, la palabra de Dios. Las problemáticas que atraviesan como familia, compartirlas y orar por ellas. Información ciudadana para las elecciones primarias legislativas de este año a cargo de los alumnos del San José para ayudar a las madres a participar de las votaciones.

Compartir:

1 thought on “Cáritas Fátima Rafaela colabora en reconstruir el vínculo familiar

  1. soy docente del barrio promeba y estoy preparando un proyecto para concientizar a las familias acerca de la importancia de la educacion tanto en n.i como en primaria.(proyecto para la carrera que estoy cursando Licenciatura en N.I) y estoy trabajando en la posibilidad de acercarlos más al jardín m,ediante distintas actividades como ustedes desarrollan.quisiera saber donde esta ubicado o quien podría hablar.muchas gracias y adelante con esta labor tan importante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*