Binner rompió la hegemonía de 24 años del PJ

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h..). Es sano para la democracia en Santa Fe la alternancia en el poder porque si dentro de cuatro años los elegidos no están a la altura de la circunstancias los santafesinos pueden elegir a otros postulantes.

Compartir:

Parecía imposible que después de varios intentos en los últimos años la oposición rompiera la hegemonía del Partido Justicialista -beneficiado por la vetusta ley de lemas fenecida- en la provincia de Santa Fe. El triunfo histórico del rafaelino Hermes Binner por una diferencia de 10 puntos –como se adelantó el sábado último- sobre Rafael Bielsa, cuestionado por el presunto título y quien volvió a Santa Fe solamente para competir en este comicio porque está radicado en Buenos Aires. Al ex canciller no le alcanzó el apoyo del presidente Kirchner con el anuncio de obras en Sauce Viejo cuando violaron el Código Electoral Provincial. A decir verdad, es sano para la democracia en general y Santa Fe en particular la alternancia en el poder porque si dentro de cuatro años los elegidos no están a la altura de la circunstancias los santafesinos pueden elegir a otros postulantes. Los desafíos del futuro gobierno de Binner pasa por recuperar la credibilidad del Estado para resolver los problemas en Educación y Salud, no derrochar las finanzas públicas en clientelismo político, romper la burocracia estatal en la capital provincial para eficientizar los proyectos a presentar, reformar la Constitución Provincial de 1962, mejorar los caminos para sacar la producción, distribuir las riquezas equitativamente. Un párrafo aparte merece la actuación decadente de la Unión Cívica Radical a nivel provincial y local cuyos dirigentes encabezados por el Luis “Changüí” Cáceres llevó a este partido centenario casi al final de la tabla electoral y no optaron por el Frente Progresista por sus intereses sectoriales. A nivel local, se nota un claro predominio hegemónico de Omar Perotti que cosechó casi el 50% de los votos frente a una oposición débil que le faltó propuestas alternativas ante algunas deficiencias de estos cuatro años como el caótico tránsito, el mal estado del empedrado, la paralizante e impostergable finalización de la terminal de ómnibus. Un dato no menor será lo que suceda en el futuro Concejo Municipal ya que ahora será mayoría la oposición con 5 bancas sobre 4 del oficialismo, siempre y cuando Víctor Fardín tenga un rol opositor. Es la oportunidad histórica de la oposición para manejar la presidencia y así tener un protagonismo institucional y pensar a mediano plazo en las elecciones del 2011. Para bien de la democracia rafaelina no continuará en la banca el locutor-político Lolo Bauducco porque la ciudadanía entendió que no puede hacer radio y política al mismo tiempo, cuando se debe tomar distancia una actividad de la otra con posturas críticas desde el periodismo hacia al poder. El tablero político para el intendente Omar Perotti no será sencillo: a partir del 10 de diciembre no tendrá una relación directa con el gobierno provincial como hasta entonces y un Concejo adverso para lo cual deberá buscar consenso sobre proyectos como acueducto, planta depuradora, circunvalación y así tener un mejor control ciudadano.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*