Avanzan las uniones homosexuales en Santa Fe

El Senado santafecino estudia el proyecto de ley impulsado por Vox (Asociación Civil por los derechos de lesbianas, gay, transexuales y bisexuales). Silvina Sierra (Vox, Rosario) es la consejera del área de “Diversidad Sexual” de la delegación provincial del INADI.

Por Mónica del Río (Buenos Aires)

Compartir:

El proyecto, expediente 17169 CD, que otorgaría cobertura legal a las uniones homosexuales, ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados de la provincia (Vid Notivida 528 y 530). Define a la “unión estable de pareja” como “la unión conformada libremente por dos personas capaces que convivan en pareja con ostensible trato familiar, con independencia de su sexo u orientación sexual” (art. 2º). La relación sería acreditada por dos testigos (art. 4º). Estarían en condiciones de contraer “unión estable” quienes lleven 2 años de convivencia en “relación de afectividad” y el mismo tiempo de radicación en la provincia (art. 3º).

Se crearía un Registro Civil especial para inscribir estas uniones (art. 6º). En materia de beneficios sociales (previsional, laboral, salud pública, vivienda) los unientes tendrían “un tratamiento similar al de los cónyuges” (art. 7º). El vínculo legal se podría disolver por decisión unilateral mediante denuncia efectuada ante el “Registro Civil de Uniones Estables de Pareja” (art. 9º).

Para rechazar “uniones estables” pulse aquí

O ingrese en

http://www.notivida.com.ar/emails/AlertaHomomonioStaFe.html

Recordemos finalmente que, recientemente y a raíz del mismo tema, en la vecina provincia de Entre Ríos, el Arzobispado de Paraná, la Asociación Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina; la Unión de las Asambleas de Dios; la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas; la Convención Evangélica Bautista Argentina; la Federación de Consejos Pastorales Evangélicos de Entre Ríos y el Consejo de Pastores de Paraná; emitieron un comunicado conjunto en el que, entre otras cosas, expresan: “Sólo la unión estable de un varón y una mujer está en condiciones de asegurar adecuadamente la procreación y la supervivencia de una sociedad humana. De ahí que equiparar cualquier otro tipo de unión significa ir en desmedro de la importancia fundamental de la institución matrimonial y familiar” (Vid Notivida 544).

Fuente: Notivida, Año VIII, nº 548, 10 de septiembre de 2008

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*