Avanza la cultura abortista con los no punibles

Se trata del editorial del programa “Sábado 100″ por radio Sol (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). Las consecuencias son terribles desde lo psicológico para las madres y los médicos y es un crimen sobre la vida por nacer. La Madre Teresa profetizó en 1982 en Rafaela: “El aborto es la mayor destrucción de la paz, porque la madre mata a su niño en su propio seno, a su niño que es la imagen de Dios, a su niño que nace para amar y para ser amado”.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Mientras se debate sobre los que están a favor y en contra del aborto en la Argentina, lo que está avanzando son los abortos no punibles con consecuencias terribles desde lo psicológico para las madres y los médicos y es un crimen sobre la vida por nacer. La Corte Suprema de Justicia revocó en la noche del jueves pasado la medida cautelar que impedía la práctica de un aborto a una mujer víctima de una violación y le hizo saber “con carácter urgente” al gobierno porteño que se debe “proceder a la práctica con prescindencia de la resolución judicial que suspendió la realización”. El fallo lleva la firma de seis de los siete integrantes del máximo tribunal: Elena Highton de Nolasco, Carmen Argibay, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Eugenio Zaffaroni y Carlos Fayt. El voto negativo fue de Enrique Petracchi. ¿Estamos ante una Corte abortista? Además, dispuso la intervención de la Procuraduría General de la Nación para que siga el procedimiento judicial a los fines de que se efectúe la práctica como estaba prevista inicialmente en el hospital Ramos Mejía. La Corte puso punto final así al conflicto suscitado entre la Asociación Civil para la Promoción y Defensa de la Familia -Pro Familia- y la mujer de 32 años que había pedido la práctica, que además fue víctima de la trata de personas. Paralelamente a la definición de la Corte Suprema de Justicia, la jueza civil Miriam Rustán de Estrada, que había suspendido el aborto a pesar de que se ajustaba al protocolo de salud de la ciudad y al fallo del máximo tribunal de marzo último, tuvo que dejar la causa por decisión de la Cámara, que resolvió una “cuestión de competencia” y se la asignó al titular del Juzgado Nacional en lo Civil N° 56, Miguel Ricardo Güiraldes. En Santa Fe ya se practicaron 14 intervenciones de acuerdo con el protocolo de salud definido en nuestra provincia (¿hay casos en Rafaela?), según informó el ministro de Salud Miguel Cappiello. No hubo procesos judiciales, aunque el tema es diferente según cada distrito. En Córdoba, la definición de un protocolo para estos casos permanece completamente frenado por la presentación de una demanda por parte de una organización antiabortista. No existe una ley nacional sobre el aborto no punible, sino sólo un fallo de la Corte en el que se zanjó una vieja discusión sobre la interpretación del inciso 86 del Código Penal. Recordemos que el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri había vetado la ley de los abortos no punibles en la ciudad de Buenos Aires. Roberto Castellanos, presidente de la ONG Pro-Vida, denunció que “hay una presión internacional para legalizar el aborto en la Argentina” en el programa “Palabras más, palabras menos” por el canal TN. La Madre Teresa de Calcuta fue profeta en 1982 cuando estuvo en Rafaela: “El aborto es la mayor destrucción de la paz, porque la madre mata a su niño en su propio seno, a su niño que es la imagen de Dios, a su niño que nace para amar y para ser amado”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *