Australia: ejemplar testimonio

Ley inicua. Las contradicciones progresistas. Ejemplar testimonio.

Por Juan C. Sanahuja

Compartir:

El 14 de febrero, la Cámara de Representantes de Australia, por 90 votos a favor y 56 en contra, sancionó la ley por la cual se autorizaría en el país el uso de la droga abortiva mifepristona, llamada también el “pesticida humano” con la que se fabrica la píldora RU-486, que también lleva el nombre comercial de Myfegine. El senado había aprobado la medida el 9 de febrero por 45 a 28 votos. (De las 30 senadoras, 27 votaron a favor del proyecto de ley, al parecer no muy preocupadas, al menos, por la salud de sus compatriotas y congéneres). El Parlamento no tuvo en cuenta, entre otras cosas, que en USA está en curso una investigación del Congreso, ya que sólo en Estados Unidos se demostró la muerte de 8 mujeres y gravísimas complicaciones de salud de otras 850 que usaron la mifepristona para abortar. Recordamos que la Organización Mundial de la Salud incluyó entre los “medicamentos esenciales” a la píldora abortiva RU-486 (NG 726), a pesar que no es un medicamento ya que no tiene fines terapéuticos sino que es un producto para provocar abortos, es decir para matar. Además, no es un secreto que la fabricación de la mifepristona es un oscuro negocio entre la industria farmacéutica occidental y China, en el que está involucrada la misma FDA, la agencia del gobierno norteamericano que autoriza la fabricación y venta de productos medicinales, (vid. NG 368 USA: El extraño comercio de la RU-486). La droga está autorizada en 35 países, entre ellos el Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Suecia, Grecia, España y Nueva Zelanda.

Las contradicciones progresistas

El ministro de salud australiano, Tony Abbott, se negó por motivos éticos y médicos a autorizar la droga, que ahora los abortistas imponen por vía parlamentaria. La progresía “tolerante y pluralista” se ensañó con Abbott, que fue duramente atacado por “permitir que sus convicciones personales influyan en su acción pública” -Abbott es católico-, y por pedir a los parlamentarios que voten en conciencia.

Ejemplar testimonio

Frente al argumento fácil -o excusa cobarde- que se ha convertido en un cáncer de las conciencias de muchos profesionales católicos que dicen: “más vale estar, así se pueden cambiar las cosas por dentro”, más de 200 médicos católicos, pertenecientes a la Asociación San Lucas del territorio de Queensland anunciaron su renuncia a la Australian Medical Association y al Royal Australian College of General Practitioners. Ambas organizaciones apoyaron la legalización de la mifepristona. “Con la RU-486 no sólo se mata siempre a un ser inocente, sino que además las complicaciones para las mujeres -incluyendo muertes- la hacen totalmente inaceptable. No aceptamos pertenecer a una asociación que recomienda estos crímenes”, declaró el grupo de médicos. La Australian Medical Association tiene en Queensland, 5.670 miembros. Seguramente más de una puerta se les cerrará a los renunciantes. Dios no quiera que sean catalogados de exagerados y fundamentalistas por sus mismos hermanos en la fe. Recordamos la enseñanza de Juan Pablo II: “A veces las opciones que se imponen son dolorosas y pueden exigir el sacrificio de posiciones profesionales consolidadas o la renuncia a perspectivas legítimas de avance en la carrera” (enc. Evangelium vitae n. 74, 25-03-95).

Juan C. Sanahuja

Fuentes: Life Site y Life News 01 al 17-02-06; NG 726, 728, 729, 736, 752, 756, y sus referencias.

NOTICIAS GLOBALES es un boletín de noticias sobre temas que se relacionan con la PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LA VIDA HUMANA Y LA FAMILIA. noticiasglobales@noticiasglobales.org www.noticiasglobales.org

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*