Argañaraz y Bodoira no están de acuerdo con un Concejo de 11 ediles

El diputado provincial con el abogado del Espacio Vida y Familia sentaron posición ante la posibilidad de que la ciudad de Rafaela incremente la cantidad de ediles luego del censo 2022. Opinaron que “los cambios en la política deben ir hacia un Estado más chico y un mercado laboral privado más amplio”.

Compartir:

Luego de conocerse algunos datos a nivel nacional dónde la cantidad de habitantes del país pasó de 45 millones según datos del 2022 del Banco Mundial a más de 47 millones, más precisamente según INDEC: 47.327.407. 

La pregunta es, ¿cómo puede ser que Rafaela pase de 10 a 11 ediles? Y la respuesta está en la ley de municipios y comunas de la provincia de Santa Fe la cual establece a las ciudades hasta 20.000 habitantes con un concejo de 6 ediles, y luego de estos 20 mil cada 15.000 habitantes 1 edil más. De este modo si Rafaela supera los 109.000 habitantes que el ICEDEL pronosticaba en su informe, y llega a 110.000, allí se daría la inminente posibilidad de que el Concejo Municipal de Rafaela pase a tener 11 ediles, uno más de lo que tiene actualmente (10).  

El diputado Argañaraz presentó un proyecto de ley para modificar el artículo 23 de la Ley Orgánica de Municipalidades, Nº 2.756. para lograr que los concejos municipales de las más de 60 ciudades de la provincia mantengan la cantidad de concejales. “Entendemos que este es un tiempo de cuidar los recursos y reasignar los mismos a prioridades esenciales, como la educación, la salud, vivienda. Es mucho más que un gesto a la sociedad, es un modelo que debemos implementar para reducir el gasto público e invertir en lo productivo y necesario de nuestra provincia”. 

En el mismo sentido se expresó Bodoira: “debemos implementar acciones concretas que ayuden a un estado más eficiente y controlado. No se justifica seguir aumentando el gasto político, ya que, a pesar del crecimiento que han tenido las ciudades, la representación está garantizada”. 

Tanto el diputado Argañaraz como el abogado Delvis Bodoira concuerdan en que “el dinero de los santafesinos en este contexto de crisis tiene que ir directamente a obras y a satisfacer necesidades básicas para mejorar la calidad de vida de todos y así poder potenciar y desarrollar una provincia potente y que mejore la calidad de vida de la población que paga sus impuestos con mucho esfuerzo.”

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*