Aprueban la estructura orgánica de la nueva gestión municipal

Viotti destacó que “el equipo personal de gabinete tendrá coordinaciones a cargo de distintas áreas, con 9 personas menos del gabinete actual, con un ahorro de $ 160 millones”. Más allá del gesto político, representa el 0,54% del presupuesto enviado por la actual administración de más de $ 29.548 millones.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- En la sesión ordinaria de este jueves, el Concejo Municipal votó por unanimidad sobre tablas la ordenanza de la estructura orgánica de la nueva gestión municipal, que incluye 8 secretarías (actualmente hay 12) y 4 subsecretarías más Fiscalía, con la actual conformación del cuerpo presidido por Germán Bottero.

El despacho de los negocios del Departamento Ejecutivo está a cargo de las siguientes dependencias: 8 secretarías y 4 subsecretarías con sus funcionarios confirmados:

* Privada de Intendencia y Comunicación: Iván Viotti.

* Gobierno y Modernización: Germán Bottero.

* Prevención y Seguridad: Juan Manuel Martínez Saliba.

* Hacienda y Finanzas: Silvina Bravino.

* Desarrollo Humano y Salud: Gabriel Cáceres.

* Infraestructura, Servicios y Ambiente: Nicolás Asensio.

* Educación y Cultura: Norma Becchio.

* Desarrollo Económico, Innovación y Empleo: Patricia Imoberdorff.

* Auditoría, Evaluación y Transparencia: Silvina Imperiale.

* Desarrollo Urbano y Metropolitano: María Emilia Vidal.

* Servicios Públicos y Ambiente: Pablo Aversa.

* Deportes y Recreación: Hugo Morel.

* Fiscalía: Matías Gentinetta.

Leonardo Viotti pidió tratar sobre tablas la estructura del gabinete municipal, explicando los detalles del nuevo organigrama: “Me he comprometido a tener un gobierno austero con el mayor de los esfuerzos para reducir el gasto político, reducir el sueldo de las personas del gabinete, simplificando el organigrama, con 4 menos secretarías. El equipo personal de gabinete tendrá coordinaciones a cargo de distintas áreas, con 9 personas menos del gabinete actual, con un ahorro de $ 160 millones, puede no parecer mucho, es lo que está a mano para gestionar mejor y ser más austero, un compromiso con la sociedad. No implica que dejamos de trabajar algún tema sino nivelar para arriba. Está la auditoría de Luis y una nuestra externa. Los dineros públicos sean usados más transparentes en épocas difíciles”.

A decir verdad, es un gesto político que está relacionado con un eslogan de la campaña electoral, pero los $ 160 millones representando el 0,54% del presupuesto enviado por la actual administración de más de $ 29.548 millones.

Y agregó: “A medida que avance la gestión, algunas funciones puede que cambien y vendré a explicar en su momento, con el consenso de los concejales. Lo podíamos hacer por decreto, pero lo pensamos hacerlo de manera por ordenanza y por consenso”.

Sobre su última sesión especial, dijo que “para mí cierra un ciclo muy lindo en mi vida, que permitió crecer en el recinto, discutiendo, peleando y el acompañamiento. Todos los días aprendemos y mejoramos. Fueron parte importante”.

Juan Senn aclaró que “vamos a apoyar porque fue la decisión popular. El pedido de bloque es que no se pierdan las políticas de Estado sobre el ambiente, empleo, producción. Es un desafío grande unir cultura y educación. Vamos a marcar las diferencias. En términos económicos, también vamos a ver el personal de gabinete”.

Martín Racca destacó que “es noble cumplir con la palabra un dirigente político una promesa de campaña, pero que la reducción de ese gasto no termine siendo una complejidad para asegurar programas y políticas. La mesa de transición fue un proceso inédito a nivel provincial y nacional, con la auditoría externa queda un ahorro más de $ 2.100 millones, no hay créditos tomados a futuro, no hay deuda”.

Miguel Destéfanis recordó “las dificultades del Concejo con los inconvenientes con los vecinos, los 72 departamentos del barrio San José, la avenida Italia, costó que los funcionarios municipales y policiales vengan y participen, especialmente las cosas malas. Demoraron en contestar informes”.

Ceferino Mondino valoró “achicar el gasto público, más humilde la gestión política, recuperar los políticos la credibilidad, pequeños grandes gestos para que el dinero llegue a los vecinos. En la gestión es fundamental para resolver problemas de la gente”.

Lisandro Mársico sostuvo que “en 8 años nadie nos escuchó, con un decreto avalando la estructura actual, la figura del jefe de gabinete no servía para nada. Hace 8 años la estructura era superior con casi 50 personas. El nuevo intendente haya escuchado el reclamo”.

Alejandra Sagardoy remarcó que “Leo va a estar en la calle al lado de vecinos e instituciones. Hay que subir la vara, Rafaela esté mejor posicionada. Nos quedamos en el Concejo y no pedimos estar en el DEM. Que Leo haga la mejor gestión de la historia, asumiendo el rol de Intendente luego de 32 años del mismo signo político”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *