Advierten sobre el cambio climático

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

Mientras el agua se está retirando de los campos y poblaciones afectadas por la inundación de hace unos días en nuestra zona, la tentación en que se puede caer es “ya pasó lo peor” y olvidarse hasta el próximo temporal. Pero a decir verdad, se está produciendo un cambio climático en esta región del planeta por diversas causas como el calentamiento global, el agujero en la capa de ozono, la tala indiscriminada de árboles, en definitiva la mano del hombre que no respeta la sabiduría de la naturaleza. Según un reciente informe de las Naciones Unidas, la Argentina enfrentará en este siglo un aumento de las tormentas y del granizo, una creciente incidencia de enfermedades como el Mal de Chagas, el dengue, la malaria, como así también la migración de peces característicos de sus aguas y la desaparición de cultivos como el maíz y el trigo. Estas son las consecuencias en caso de no tomarse medidas destinadas a contrarrestar los efectos del aumento de las temperaturas medias del planeta, según el informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático. Al respecto, el doctor Osvaldo Canziani –integrante del citado panel- admitió que “es un problema de planificación y, lamentablemente, como en el resto de la región no tenemos planes ni a mediano ni a largo plazo para enfrentar los efectos del cambio climático”. El informe pronostica para el 2020 un aumento de las inundaciones en el Río de la Plata y en el Delta, acompañado por el ingreso de agua salina a los suelos y un incremento de entre 1 y 1,5 grados la temperatura en la zona. En este contexto de análisis, Jorge Cappato -director de la Fundación Proteger- afirmó que las lluvias torrenciales ya no son más inusuales. Puso como ejemplo que entre los años 1911 y 1970 las precipitaciones que superaron los 100 milímetros fueron 19, pero en el período entre 1980 y 2000 aumentaron a 33. Después de la inundación de 2003 en la capital provincial, ¿la provincia de Santa Fe estuvo preparada para un nuevo aluvión de agua en las obras y un plan de contingencia? Ciertamente, la lluvia de 500 milímetros de promedio de hace unos días se torna difícil para drenar semejante cantidad de agua. Pero no se puede entender que todavía se esté construyendo el nuevo puente sobre el río Salado y ni empezaron las obras en el arroyo Las Prusianas. En nuestra ciudad se está realizando el ensanche de la ruta 34 en la traza urbana y actuó como una especie de dique que no permitió escurrir toda el agua, especialmente en los barrios Amancay, Martín Fierro e Independencia. ¿Cómo se explica que la empresa Alquimaq no construya la ampliación de esta ruta por tramos y sí lo hace a lo largo de los casi 8 kilómetros? ¿Qué controles está haciendo Vialidad Nacional y el Municipio rafaelino?

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*