A 30 años de la muerte de Rodolfo Walsh

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

Nació en Choele Choel en 1927, provincia de Río Negro. Su nombre integra desde el 25 de marzo de 1977 la lista de desaparecidos durante la dictadura militar iniciada el 24 de marzo de 1976, que a decir verdad ya había empezado con la Triple A. 1956 fue un año fundamental en la vida de Rodolfo Wash. En junio se enteró de los fusilamientos clandestinos de José León Suárez. Algunas de las víctimas habían sido protagonistas de la insurrección comandada por el Gral. Valle, adepto al peronismo, contra el gobierno de facto de Aramburu. Luego de Operación Masacre comenzó a indagar sobre el asesinato de Marcos Satanowsky, un abogado especializado en asuntos comerciales, ocurrido en 1957. Los resultados recién se publicaron en formato de libro en 1973 con el título Caso Satanowsky. En todas sus obras, aún en las que parecían de ficción simple, se distinguió por su compromiso con la realidad, por su talento analítico inverosímil, por su valentía personal y por su encarnamiento político. En 1968, siendo el director del semanario CGT investigó el enfrentamiento y la muerte de dos militantes del peronismo revolucionario (sobre quienes recaían las culpas del hecho) y Rosendo García, un matón y capitalista del juego. De esta investigación surgió Quién mató a Rosendo, libro en el que logra desentrañar los años del vandorismo. A partir de 1970 comienzan sus años de militancia en el Peronismo de Base, para luego pasar a la agrupación Montoneros. Luego del golpe de estado de 1976 Walsh ideó ANCLA, Agencia de Noticias Clandestinas. A fines de 1976 discrepaba abiertamente con la dirigencia de Montoneros. Sin llegar a romper con la organización inició su repliegue personal. La desaparición de amigos y compañeros, la caída de su hija, hicieron que Walsh se alejara de Buenos Aires. La “Carta de un escritor a la Junta Militar” es una obra maestra del periodismo y una inmensa demostración de coraje. Él conocía los hechos y sabía que debía comunicarlos, eso fue lo que hizo. El 25 de marzo de 1977 envió diez copias a diferentes medios y organismos argentinos e internacionales, el mismo día en que el Grupo de Tareas 3 de la Escuela de Mecánica de la Armada lo fue a buscar. Lo que ellos ignoraban es que esa batalla ya la tenían perdida, a Rodolfo Walsh podían matarlo pero ya no podían callarlo. Es una manera de reivindicar a uno de los periodistas que no se calló en los años duros en la Argentina. Tampoco hay que tener una mirada sesgada de aquellos años como intenta hacer el presidente Kirchner. El terrorismo de Estado fue el responsable de los hechos violentos y de las muertes, pero en menor medida también fueron responsables los grupos guerrilleros de aquella época.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

1 thought on “A 30 años de la muerte de Rodolfo Walsh

  1. R. Walsh fue un asesino intelectual nunca juzgado ni encarcelado por el asesinato de un lider gremialista llamado Augusto Timoteo Vandor y hoy muchos años despues debemos soportar que se entreguen premios con su nombre o que se lo nombre como ejemplo a seguir. Simplemente se deberia mencionar a esta persona como un periodista devenido en asesino con motivos y causas de dudosa ideologia. Respeto las ideas de los demas, pero creo valido expresar las mias que creo pueden ser las de muchos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*