500 boletines anunciando el “evangelio de la vida”

El 25 de marzo es el día en que la Cristiandad celebra la Encarnación del Hijo de Dios en el seno virginal de María. Desde ese instante y durante nueve meses el Rey de reyes fue un frágil Niño por Nacer; de allí que haya sido la fecha elegida para celebrar el “Día del Niño por Nacer”. El decreto que lo instituyó cumple 10 años (1406/98). Hoy se conmemora, además, un nuevo aniversario de la Encíclica Evangelium Vitae” de SS Juan Pablo II (25/03/1995). Como signo providencial, en fecha tan singular, Notivida emite su boletín número 500.

Compartir:

El Día del Niño por Nacer en Argentina

El Decreto 1406/98 sostiene, entre otras cosas, que “la vida, el mayor de los dones, tiene un valor inviolable y una dignidad irrepetible” y “que el derecho a la vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana”. Destacando que “para nuestra Constitución y la Legislación Civil y Penal, la vida comienza en el momento de producirse la concepción”. Diez años después, las tres cosas siguen vigentes.

Como era de esperar, desde su promulgación, el decreto despertó la furia abortista. A poco de dictarse, recibió el rechazo unánime del movimiento feminista. El 8 de marzo de 2000, en declaraciones formuladas a Página 12 con ocasión del Día internacional de la mujer, la titular del Consejo Nacional de la Mujer del Gobierno de De la Rúa, la abortista Carmen Storani, rechazaba pública y enfáticamente la celebración aduciendo que provenía de “un alineamiento fundamentalista e hipócrita con el Vaticano”. Ese mismo día ingresaba en la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto para derogar la fecha (exp. 500-D-2000), fue firmado por los entonces diputados frepasistas: Marcela Bordenave, Alfredo Bravo, Alfredo Villalba, Jorge Rivas, Inés Espínola y Héctor Polino. Sirva esto para evidenciar –una vez más- el antagonismo insalvable entre ambas fechas: el Día de la mujer y el Día del niño por nacer. El proyecto de derogación finalmente no prosperó porque la iniciativa argentina encontró rápido eco en muchos países Iberoamericanos.

Los actos por el Día del Niño por Nacer, en cambio, se multiplican año tras año. Aunque la lista no es acabada, muchas de esas iniciativas, en nuestro país, fueron anunciadas por AICA. Le auguramos a todas el mayor de los éxitos.

500 boletines: un número que invita al balance

Empezamos sin proponérnoslo y crecimos sin buscarlo

Respondiendo al pedido de algunos amigos, a comienzos del 2001, empezamos a enviar información vía mail; creando, casi simultáneamente, lo que por entonces era un novedoso sistema de alertas (cadenas de mails, dirigidas generalmente a funcionarios o legisladores). La primera alerta surgió en respuesta a un pedido de ayuda que llegó desde Catamarca. Al día siguiente de lanzarla, nos volvían a llamar diciendo: “en la Casa de Gobierno gritan furiosos porque recibieron cientos de mails solicitando que no eliminen la educación religiosa en los colegios”. Sin proponérnoslo, y casi sin advertirlo, había nacido Notivida.

La distribución de los boletines

Debido al interés que despertó el boletín; al año siguiente, tuvimos que recurrir a un sistema de distribución automatizado, que mejoramos en octubre de 2003 con la contratación del servicio personalizado de listas sin publicidad. A partir de entonces el boletín adquirió su actual formato.

La repercusión de los boletines

En cuántas oportunidades nuestros entusiastas suscriptores alentaron a algún legislador o despertaron su ira. En Río Negro, por ejemplo, con Aborto no punible, provocaron titulares como: Abarrotan correos por aborto no punible (El Cordillerano 7/05/2005), Aluvión de mails a legisladores (Al Día 6/05/2005). Para que no saturen las casillas de los legisladores, la Legislatura provincial abrió un correo electrónico para recibir opiniones (abortonopunible@legisrn.gov.ar) pero en 2 días recibieron 1.700 mails en contra. Tras una investigación concluyeron, irrisoriamente, que los mails eran “truchos” porque todos llegaban desde Córdoba, lugar donde se alojaban nuestros servidores. (Página 12, 23/05/2005)

¿Y los miles de mails enviados para evitar la ratificación del Protocolo del CEDAW? (Página 12, 23/06/2005)

Con el mismo éxito se hicieron campañas en contra de la Educación sexual escolar en la Ciudad de BsAs, en Entre Ríos y en la Cámara de Diputados de la Nación, por Salud reproductiva en Salta, el Plan Mujer en San Juan, Anticoncepción de emergencia en Neuquén, Ligadura de trompas, la Convención de Belem do Pará, etc; o de apoyo a diferentes ministros provinciales o magistrados a raíz de algún hecho puntual.

Imposible olvidar la cara que puso el empleado del Ministerio de Justicia de la Nación cuando pusimos sobre la mesa de entradas de ese organismo, miles y miles de sobres –llegados desde distintos puntos del país- impugnando la designación de la Jueza Argibay como miembro de la CSJN (La Nación 7/022004).

Muchas taquigráficas registran las quejas de los abortistas por la “presión” de nuestros suscriptores.

La web

El 25 de marzo de 2004, también en el marco de las celebraciones del Día del Niño por Nacer, ofrecíamos una nueva herramienta, nuestra página web. Intentábamos dar respuesta a los pedidos de material que cotidianamente recibíamos. En la página (www.notivida.org) archivamos los boletines y volcamos legislación internacional, nacional, provincial y municipal; fallos judiciales; así como los artículos y documentos necesarios para una defensa fundamentada del orden natural. La web tiene hoy más de 300 artículos ordenados por tema, cerca de 200 documentos eclesiales, alrededor de 250 documentos en la sección legislación y más de 50 fallos judiciales.

El programa de radio

En octubre de 2006, otro hecho fortuito nos impulsó a crear un espacio radial, independiente y desideologizado, para brindar información veraz y específica a muchas más personas.

También sin preverlo, surgió “Cultura de la Vida”, un programa de radio que permitió la participación activa de prestigiosos especialistas, que hizo posible que muchos legisladores dieran a conocer proyectos a favor de la vida o su rechazo a diferentes iniciativas de la “cultura de la muerte” y que los grupos provida pudieran difundir ejemplos edificantes que se suceden a lo largo y a lo ancho del país.

“Cultura de la Vida”, se emite por FM 97.9 Radio Cultura, los jueves de 16 a 17 pero una vez más nos sorprendió la pronta repercusión. A poco de iniciarse el ciclo, distintas emisoras nos avisaron que retransmitían el programa. En San Luis nos reciben en vivo a través de la LRJ 409, FM Ave María, con repeticiones los sábados a las 23 hs y los domingos a las 11 hs. En Rosario nos escuchan por la AM 1100, Radio Libertad, en vivo, con repetición los lunes a la 1.00 h. En Lomas de Zamora, a través de la Radio Bonaerense, los jueves a las 10.15 hs, en Santa Fe por Radio Ciudad; y por la información recibida esta “Cadena radial por la Vida” va a seguir ampliándose.

Concluyendo

Esos amigos del inicio se acercan hoy a los 60.000 suscriptores. Hemos brindado conferencias en las más de las provincias argentinas y en el exterior; asistimos a grupos provida en todo el país; promovimos iniciativas legislativas en ámbitos municipales, provinciales y nacionales (muchas de ellas se sancionaron); y asesoramos, sobre temas concretos y gratuitamente, a legisladores en todos esos ámbitos.

Notivida siempre ha sido un medio auténticamente independiente; privilegiar la independencia impone renuncias y multiplica esfuerzos, apareja censuras y provoca apuros económicos; pero aquí estamos, gracias a Dios, aún estamos; igual que al principio -sin planificación, ni organigrama, ni presupuesto- tratando de vislumbrar, simplemente, los signos providenciales. Agradecemos a los suscriptores que con su aporte económico nos han permitido llegar hasta aquí y a los que nos sostienen con la oración.

En el Día del Niño por Nacer, emitimos el boletín nº 500, la coincidencia nos obliga a renovar la promesa militante y a actualizar nuestro compromiso con la Vida y la Familia.

La encíclica Evangelium Vitae concluye suplicándole a María que nos alcance la gracia de anunciar -con firmeza y amor- el “Evangelio de la vida”, de acogerlo como don siempre nuevo, de celebrarlo con gratitud, y de testimoniarlo con valentía y solícita constancia. Que así sea.


NOTIVIDA, Año VIII, nº 500, 25 de marzo de 2008

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*