38 policías heridos y 7 detenidos en una jornada futbolística para el olvido

La policía, mediante un escrito, convalidó gran parte de la información, y el subjefe, a cargo de la titularidad de la Unidad Regional V, suministró a este Diario la nómina de uniformados lesionados en el partido de fútbol que sólo durante 45 minutos disputaron Ben Hur y Atlético Rafaela. Hugo Jaime confirmó 7 detenciones -a 5 se le aplicará la Ley del Deporte-, y dejó en claro su satisfacción “porque desde nuestra fuerza no se apeló a la represión con armas”.

Rubén Armando

Compartir:

De acuerdo a lo acontecido el pasado sábado en el encuentro futbolístico que durante 45 minutos disputaron los equipos de Ben Hur y Atlético Rafaela, en cancha de barrio Ilolay -de lo cual ayer se brindó amplia información en este Diario-, desde la Unidad Regional V de policía se brindaron detalles en un informe bajo el título Ley Nacional del Deporte. En el texto se da conocimiento de que en División Judicial de la URV se instruyen actuaciones por infracción a la Ley Nacional del Deporte -N° 24.192-, con intervención del juzgado en lo Penal Correccional del Dr. Osvaldo Carlos, en Tribunales de esta ciudad. Esto “a raíz de los graves incidentes ocurridos antes, durante y después del encuentro futbolístico entre los equipos de Ben Hur y Atlético de Rafaela”, haciéndose constar que “en primer instancia, al ingreso de la parcialidad visitante, al arribar en gran número y con intenciones de no ser chequeados comenzaron a arrojar elementos contundentes contra el personal policial”, y en esa labor de control “hubo personal lesionado”. Se cita en el escrito que “una vez en el interior, tras dañar la mampostería de los baños (visita)” parte de la misma “se arrojó contra la parcialidad local, quienes respondieron la agresión”. Esta situación motivó “policías lesionados -se hallaban en la separación de las hinchadas («pulmón»), asimismo algunos hinchas pasivamente recibieron algunos impactos, desconociéndose las identidades”. Según la policía “el inicio del partido se postergó por 15 minutos dado que los visitantes treparon a lo más alto del parapelotas (arco sur)”, y se agrega que “previo finalizar el primer tiempo se observó que un grupo de exaltados, detras del arco visitante, comenzaron a desprender los paños del tejido -parte inferior y superior-, y durante el entretiempo comenzaron a arrojarse elementos contundentes”.

Contra la policía

En ese marco, “la parcialidad visitante arremetió contra el personal que se hallaba en la separación de las hinchadas, a la vez que descocían los paños de tejido del lateral este”. En consecuencia, “para la disuasión de los más revoltosos y evitar su ingreso al campo de juego, se optó por el arrojamiento de agua tratando de contener, disuadir, y hacer cesar la agresividad visitante, controlándose a medias”. En dicho escenario, “nuevamente piedras de gran tamaño cayeron hacia el interior del campo de juego” por lo que “el árbitro, Alejandro Toia, decidió la suspensión del cotejo dado que no cesaban de arrojar todo tipo de proyectiles”. Con esto “se resguardó la integridad física de los futbolistas y de la terna arbitral”.

Más daños

Agrega el informe policial que “los incidentes prosiguieron en las inmediaciones, provocando daños en la via pública -verificando las posibles denuncias de vecinos del lugar-“, y se hace constar que “en la retirada los más exaltados se escudaban arrojando todo tipo de elementos que provocaron la rotura de gran parte del móvil perteneciente a la subcomisaría 22ª de Colonia Cello, que se ubicó en la ciclovía de Hipólito Yrigoyen”. En el patrullero se observó “la rotura del parabrisas, vidrios laterales y abolladuras en la carrocería”. Por otra parte, estas personas enfrentaron al personal ubicado en “Av. Williner y ciclovía, donde arremetieron contra la humanidad del cabo Marcelino Fernández”, quien en mérito “a la golpiza recibida fue hospitalizado en un sanatorio local, quedando en observación”.

7 Detenidos

Finalmente, la información policial, oficial, -que prácticamente convalida todo lo mencionado por LA OPINION en la edición de ayer- da cuenta de que resultaron con lesiones 38 uniformados; se detuvo a 5 personas mayores de edad (de 18, 20, 21, 29 y 31 años, quienes están incomunicados y se les aplicará la Ley del Deporte), un menor de 16 años (declaró y fue entregado a sus padres), y un sujeto en estado de ebriedad (fue liberado tras cumplirse la actuación policial); hubo daños en escudos y cascos de Cuerpos, y tres móviles de esa agrupación resultaron dañados.

Rubén Armando

El juez revisa los videos

El juez en lo Correccional, doctor Osvaldo Carlos, tendrá acceso hoy a los videos registrados el sábado en el estadio de Ben Hur, donde sucedieron los hechos de violencia que son de dominio público, a la vez que en la jornada le tomará declaración indagatoria a los cinco detenidos por el caso. El tema es que el magistrado recién podrá acceder a los videos en el día de hoy ya que los mismos fueron depositados por la policía -cuyo personal tuvo a su cargo la filmación con equipos propios- en el Juzgado de Faltas del doctor Fernando Ferrer. Esas casetes fueron selladas y lacradas en la misma jornada del sábado y se derivarán al cuarto piso -sede del Juzgado de Carlos- ya que el delito que se investiga y se imputa a los responsables es el de infracción a la Ley del Deporte Nª 23.184, conocida también como “ley De la Rúa (fue impulsada por el ex presidente cuando era senador nacional en 1993). Asimismo, no se descarta que se pidan imágenes a los canales de TV que estuvieron en el estadio. El caso es que una vez que el juez tome conocimiento de la filmación es probable que en la misma surjan otros elementos -obviamente la participación de hinchas en los sucesos- que determinarían la orden de detención para quienes se encuentren en esas condiciones. En la tarde de la víspera, el juez Carlos permaneció en su despacho durante toda la jornada -su juzgado tiene varias causas de las llamadas “pesadas” como la de las mutuales de Atlético y Ben Hur, o los correos electrónicos, etc.- y solamente se limitó a contestar que se estaba trabajando en el tema. Por otra parte, aunque siempre en relación a este caso, en la jornada de hoy se le tomará declaración indagatoria a los cinco adultos que aún permanecen detenidos por los hechos, debiendo recordarse que un sexto era menor y fue restituido a sus padres y que el séptimo era un ebrio detectado antes del comienzo del partido. Cabe recordar que además de los abundantes daños materiales, la “batalla” dejó un saldo de 38 policías lesionados, entre ellos quien está a cargo de la Unidad Regional V. Por otra parte, también están corriendo los plazos en cuanto a lo estrictamente deportivo (ver Sección Deportes de esta edición), lo cual generará la actuación del tribunal de Penas de la AFA, aunque esto corre por otros carriles a los que estamos haciendo referencia aquí.

Fuente: diario La Opinión, 31 de octubre y 1 de noviembre.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*