“Hay plata para seis meses…”

Es la opinión de Claudio Lozano, dirigente de la CTA y diputado nacional.

Por María Herminia Grande (Rosario)

Compartir:

MHG: A seis meses de la ley de estatización de fondos de las AFJP ¿se implementaron los controles? Pareciera que los fondos de todos van hacia cualquier lado en manos del gobierno… CL: Sucede que el gobierno no ha conformado los órganos de control que permiten monitorear cual es el destino de los fondos que hoy la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) está acumulando. Ni siquiera los propios órganos de control que el gobierno aceptó constituir porque en verdad la propuesta que nosotros en su momento sostuvimos y que tenia consenso mayoritario e incluso algunos legisladores oficialistas no aceptaron, era que la ANSES debía ser un órgano aparte del poder ejecutivo, un órgano con autonomía, un órgano con un consejo que conducción compartido dirigido por trabajadores, empresarios, jubilados y Estado, o sea los aportantes y los beneficiarios al frente de la decisión sobre los recursos que ellos mismos garantizan y aportan. Los órganos de control que reemplazaron esta propuesta , que era la mas lógica , que era una comisión bicameral por un lado y un consejo de control con representación extendida de trabajadores, empresarios, jubilados y legisladores al interior del propio ANSES, ninguno de estos dos órganos ha sido conformado…La verdad es que lo que hoy ocurre es que sobre un fondo acumulado que incluye inversiones , depósitos en plazo fijo, el fondo acumulado en los últimos años y no gastado, mas los nuevos aportes de los trabajadores que antes estaban en las AFJP y ahora están en el Estado, todo este fondo que para el curso del año 2009 totaliza aproximadamente $ 126 mil millones, en su gran mayoría, la decisión oficial , y esto nos consta porque hay documentos reservados de la Secretaría de Planeamiento que hemos visto, repito: la decisión oficial es que la mayor parte de ellos, aproximadamente $ 82 mil millones tengan como destino principal cualquier cosa menos resolver los problemas que tienen los jubilados argentinos… En este sentido hay $ 37.700 millones que el gobierno pretende destinar al pago de deuda pública; hay otros $ 16.000 mil millones para distintos tipos de financiamiento de negocios empresariales privados, desde compra de auto 0 KM, hasta la compra de bicicletas, taxis, electrodomésticos, financiamiento de exportaciones, PYMES y demás; muchos de estos créditos, en realidad ninguno de ellos en beneficio de los propios jubilados que por cierto no pueden acceder a estos créditos. En tercer lugar hay otro tanto de fondos puestos en financiamiento de obras públicas, muchas de ellas de dudosa razonabilidad…

MHG: Ninguno de los destinos de estos fondos, tiene retorno económico… CL: En realidad, teóricamente, el Estado formalmente se compromete por el dinero que toma para pagar deuda es teóricamente a devolverla.. Pero, en primer lugar las tasas a las que está tomando el dinero están por debajo de la inflación, por lo cual hay un primer fenómeno de descapitalización de esos recursos y en segundo lugar uno puede tener la duda respecto a la recuperación de los mismos… Pero lo más grave es que uno podría pensar que si sobra dinero es razonable utilizarlo, ahora bien hay que utilizarlo en las mejores prioridades. Pero la ley es muy clara que la prioridad de estos recursos es la seguridad social. Y la verdad que en el plano previsional hay dos deudas que son indispensables resolver. La primera hay una movilidad de los haberes que no ha sido resuelta, que la Corte ha reclamado en los últimos fallos, como por ejemplo el fallo Badaro, es decir los haberes no se han actualizado en los últimos años en relación con la evolución de los salarios. Esto hace que prácticamente el 76% de los jubilados perciban la mínimo, o sea 8 de cada 10 mayores cobran el haber mínimo de $ 770.- en esta Argentina de 14 millones de pobres…. Lo que implica que la movilidad y la actualización de los haberes es una prioridad del sistema previsional La verdad es que si uno tiene plata que le sobra para destinar a otra cosa, lo primero que tiene que cumplir son los fines y los objetivos que la Anses. Por lo tanto lo primero que hay que hacer con los recursos es resolver la movilidad y actualizar los haberes jubilatorios, cosa que con la plata disponible se puede hacer. Si después sobra dinero, podemos discutir que hacemos con él… pero no al revés…

MHG: Conversando con referentes de los barrios más humildes, es notable la cantidad de ancianos que están poblando nuestras villas miserias… CL: Es así. El famoso argumento oficial que es decir “la Anses tiene excedentes y por lo tanto no hay que dejarlos inmovilizados, hay que usarlos”, en realidad tiene un costado de verdad y mucho de mentira. El costado de verdad es que si a uno le sobra la plata, la tiene que usar. La mentira está en que no es que hay excedentes, lo que hay es haberes jubilatorios impagos, que son los que hay que pagar, por lo tanto esa es la prioridad. Y si en realidad ese fuera el destino, el levantarle los ingresos a los jubilados que cobran la mínima, seguramente tendría mucho más impacto en término de ampliación de la demanda en el mercado interno, que plantear una estrategia de financiación con los mismos recursos para comprar autos de cero kilómetros… La verdad que el impacto de una medida con respecto a la otra, en un marco recesivo, sería mucho más positivo poner la plata en el bolsillo de los jubilados…

MHG: Se conoció por estos días una noticia con respecto a que la ANSES se queda sin fondos y por ende repatria fondos de los Estados Unidos… CL: Sucede que entre las inversiones de las administradoras había una parte muy chica puesta en el exterior, en diferentes países, y en alguna porción en Estados Unidos, hace rato que se había decidido traerlas para aquí. No sé si están hablando de la parte que retuvo el juez Griesa y que en todo caso se habrá liberado después de haber hecho el descargo correspondiente… hablan de algo de $ 640 millones…

MHG: Impacta el título “La Anses se queda sin fondos” CL: El tema de fondo y que está por detrás de todo esto es que la recaudación impositiva desde noviembre del año pasado se viene desplomando. Los recursos que el gobierno argentino alguna vez tuvo, en el marco de la mayor actividad económica de los últimos años, hoy ya no están. Lo que se está utilizando para compensar en parte esta falta de recaudación son los recursos de los jubilados. Utilizan los fondos de la Anses para compensar la falta de recaudación. Usan una parte importante de este dinero para concretamente afrontar los pagos de deuda pública…

MHG: ¿Ya no existe superávit? CL: Si uno proyecta los números del presupuesto nacional aprobado para el 2009 con el comportamiento actual de la recaudación incluyendo el aporte de la Anses, con toda la plata, no hay posibilidad de afrontar el gasto público tal cual fue aprobado. El gobierno está pagando no sólo el precio de la recesión sino el precio de su indecisión estructural de no haber encarado una reforma impositiva, porque en Argentina la mayor parte de su recaudación proviene de impuestos sobre el consumo, por lo tanto de impuestos vinculados a la actividad económica, y cuando esta se resiente, la recaudación cae mucho. Si nosotros tuviéramos muchos mas impuestos al patrimonio, a las riquezas, a las principales rentas de la Argentina como el petróleo, la minería y demás, seguramente nuestra capacidad para sostener recaudación sería mayor. Como esto no es así y el IVA es nuestro principal impuesto fuente de recaudación… lo que termina pasando es que la recaudación cae. Lo que si es seguro es que sostener el gasto aprobado no resulta hoy viable con la recaudación disponible y lo que uno podría decir, es que este elemento debe estar por detrás del anticipo electoral… Porque la verdad hay plata para seis meses…

MHG: Con respecto al adelantamiento de las elecciones legislativas ¿Qué ves para el 29 de junio? CL: Veo una situación preocupante, en términos económicos la falta de dólares que la Argentina va a tener porque tampoco vamos a tener las divisas que obtuvimos en años pasados, no alcanza para afrontar los pagos de deuda pública y sostener la fuga de capitales que hasta el momento se está dando en el país. Por lo tanto si no hay replanteo de la política económica vamos a un proceso de devaluación mucho más marcado. Y en segundo lugar, también vamos si no hay replanteo en la estrategia pública en materia fiscal, a un ajuste fiscal de reducción de gastos más marcado. En un contexto institucional mas allá que el gobierno dijo que su objetivo era mejorar las condiciones para afrontar la crisis mundial, es exactamente a la inversa, porque el adelantar las elecciones lo que va a blanquear por un lado es la mayor debilidad del gobierno nacional, va a tener menos votos que los que tuvo en el 2007 y menos diputados que los que obtuvo en el 2005. Lo que se va agregar a este elemento es que el Parlamento Nacional también va a estar más debilitado porque hasta diciembre de 2009 no renovará sus filas, con lo cual por lo que queda del año, el Congreso Nacional, la mitad de él, no ha sido votado…

Fuente: www.mariaherminiagrande.com.ar, 27/04/2009

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*