“El que siembra vientos recoge tempestades”

No se puede gobernar en forma histérica, porque de esa manera no se tiene claridad para tomar las decisiones tan trascendentes que se necesitan en el país, a lo único que nos conduce todo esto es a un aislamiento del resto del mundo.

Por Dra. Susana Riberi de Calcha (Rafaela)

Compartir:

Todos los días nos levantamos, leemos los diarios, o vemos los noticieros por tv y asistimos a conflictos en distintas áreas, una nueva es el humo y los incendios de pastizales en el campo, el olor de esta quema, rutas cortadas, la ciudad de Buenos Aires cubierta por el humo, noticia en todos los diarios extranjeros, todo esto resultan muy llamativo justo en medio de la negociación que están llevando las entidades el campo con el gobierno nacional, hablamos de traer un tren bala y no tenemos los medios para combatir un incendio en islas del delta o en cualquier lugar donde se puedan producir, es una vergüenza, como argentinos nos debe dar vergüenza tanta inoperancia de funcionarios que lo único que hacen es cobrar un sueldo y colocarse detrás de un atril y poner la culpa en el otro, no nos olvidemos que el gobierno anterior fue el marido de la actual presidenta, si hubiera sido de otro signo político ya estarían diciendo que no se cuenta con los medios necesarios debido a la falta de previsión del gobierno anterior, pero como no lo pueden hacer porque es culparse a si mismo, patean la pelota para otra área y aquí está el sector agropecuario para culpar y responsabilizar por lo que está pasando. Toda persona que conozca un poco del tema, sabe como se lleva a cabo esta quema en campos dedicados a la ganadería, toda la vida se ha quemado y nunca pasó una cosa semejante, y justo cuando se está negociando, desde el gobierno acusan y han presentado denuncias penales en contra de productores agropecuarios, como responsables de esta quema de campos, y responsable por los accidentes ocurridos días atrás en la ruta 9, al gobierno habría que hacerle una denuncia penal como responsable directo de la cantidad de accidentes que ocurren en todas las rutas del país donde el estado de las mismas es lamentable, y se llenan la boca diciendo que el dinero de las retenciones se usa en obras, ¿donde están que no se ven?, si la economía están tan bien como dicen, que expliquen ¿para qué fue el ministro de economía Martín Lousteau a EE.UU. a pedir 8.000 millones de dólares para obras de infraestructura en el país?, ¿ dónde está la plata que recaudan por retenciones que supuestamente es para infraestructura? Es notable como desde el Gobierno Nacional en lugar de aquietar los ánimos, echan más leña al fuego, y de esa manera buscan crear un clima hostil en la población, quieren lograr que todo ese apoyo dado desde los sectores urbanos a los justos reclamos del campo se vuelva en contra de estos, haciéndolos responsables de todos los males que padecemos los argentinos. En los años que tengo y hablando con gente de todos los sectores y de los distintos estamentos sociales, hay coincidencia en que nunca hemos tenido un gobierno tan confrontativo, tan poco político, tan violento, la Sra. presidenta cada vez que habla en un acto sale fuego de su boca, que para lo único que sirve para avivar más la hoguera, están llenos de odio y resentimiento, dice un viejo y sabio refrán “el que siembra vientos recoge tempestades” , no se puede gobernar en forma histérica, porque de esa manera no se tiene claridad para tomar las decisiones tan trascendentes que se necesitan en el país, a lo único que nos conduce todo esto es a un aislamiento del resto del mundo, porque estamos perdiendo todas las buenas oportunidades que se están presentando. Ningún gobierno que se considere inteligente, puede ponerse en contra de uno de los sectores productivos que mayor aporta a la economía nacional, si no hay una rápida respuesta pronto asistiremos al efecto dominó que originará esta crisis y que se trasladará a la agroindustria, provocando suspensiones y despido de mano de obra, cuando las fábricas no puedan aguantar a su personal como consecuencia de la paralización de las ventas de las maquinarias destinadas a la producción agropecuaria en sus distintos rubros, porque cuando se pierde rentabilidad, lo primero que se frena es la inversión en nuevas tecnologías. No se puede gobernar pisoteando, avasallando la dignidad de los pueblos, ¿cómo se explica que en un país donde se produce récord de alimentos exista desnutrición infantil, ancianos que no cobren lo necesario para subsistir después de haber trabajado toda una vida? “poniendo el lomo” como se dice habitualmente y no moviendo la lengua solamente y hablando, sino trabajando para dar respuesta a los problemas de la gente que los votó, porque sin el voto de la gente no estarían donde están.

                                                                                       Dra.  Susana Riberi de Calcha
                                                                                               DNI 11.011.451
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*