“Con esta política, Argentina va a tener producción pero desaparecerán los productores…”

Es la opinión de Pablo Orsolini, vicepresidente de Federación Agraria Argentina (FAA).

Por María Herminia Grande (Rosario)

Compartir:

MHG: Hace un año que se desató el conflicto con el campo, el cual sigue sin resolverse… hace un año que todos estamos perdiendo… PO: Efectivamente. Luego de finalizado el conflicto en el 2008, la Federación Agraria viene reclamando la apertura de una etapa de diálogo, una etapa de encuentro. Profundizada la situación por toda esta crisis internacional, y potenciado por esta sequía que azota a toda la zona productiva del país, manifestábamos que no era momento de diferencias, de rencores, que queden heridas abiertas después de aquel conflicto… Era el momento de sentarnos todos en una mesa y debatir, discutir, plantear las diferencias y las coincidencias y encontrar una alternativa de salida. Pero lamentablemente, aparentemente, el gobierno nacional no lo entiende así; los gobiernos provinciales están comenzando a entender la situación. Incluso algunas provincias que fueron en su momento muy obsecuentes con el gobierno nacional, como el caso del gobierno de mi provincia, Chaco; como el caso de la provincia de Buenos Aires, están empezando a abrir etapas de diálogo para encontrar las salidas en conjunto. Lamentablemente el gobierno nacional sigue tomando medidas unilaterales, inconsultas… haciendo esfuerzos en vano, se hacen esfuerzos económicos en vano que se terminan dilapidando. Como es el caso de la entrega de maíz a los productores de la mano del secretario Moreno, que son millones de pesos que al final terminan beneficiando a unos pocos, pero no se soluciona en absoluto la problemática de la gran mayoría…

MHG: No puede haber un “Tío Rico” político que le dé a quienes le interesa, le gusta o le conviene; y le niegue a otros… PO: Sucede que es la característica de este gobierno: divide y reinarás. Lo que hizo el Sr. Moreno de ir a Sunchales, a Morteros… para convencer a los productores lácteos de que hay que caminar por fuera de las organizaciones, por fuera de los sistemas orgánicos, que él va a solucionar los problemas… Es una cosa descabezada… Si el secretario de Comercio Interior, quien es el encargado de controlar los precios de los productos que llegan a los consumidores, sale a hablar con los productores tratando de generar una política agropecuaria, ¡entonces el secretario de Agricultura tendría que ir a controlar los precios al supermercado…! Está todo tergiversado en este país… Esto es lamentable porque no es una actitud que toma solamente el señor secretario de Comercio, sino que hay alguien que realmente lo está avalando que debe tener mucho mas poder que él y eso es lo que lamentamos… Lamentamos que este gobierno no se dé cuenta que la crisis que vive nuestro país es de una magnitud tan grande que merece otra actitud…

MHG: ¿Quiénes se han reunido en Las Breñas (Chaco) y qué han resuelto? PO: Fue una reunión abierta, multisectorial. Había representantes de la Federación Económica del Chaco, de diferentes cámaras de comercio, estuvieron representantes de Cha-For, que es la Confederación Chaco-Formosa que pertenece a CRA (Confederaciones Rurales Argentinas); estuvieron presentes productores autoconvocados. Se analizó la situación de nuestra provincia, Chaco, que si bien se aplacaron un poco los ánimos porque ha llovido algo, cosa que no ha sucedido en otras zonas del país, el Chaco era una de las zonas más complicadas por la sequía. Las pérdidas en mi provincia son cuantiosas, es la primera provincia que decretó la emergencia agropecuaria. Analizamos cuál es el camino a seguir, dado que las respuestas no llegan. La declaración de emergencia si bien es un paso legal, y se estaba pidiendo por ella, no alcanza. Tiene que haber decisiones políticas que vengan a la par de la declaración de emergencia que es una cuestión técnica; decisiones políticas provenientes principalmente del gobierno nacional. El gobierno provincial tendrá que acompañar, tendrá que impulsar conjuntamente con todos los sectores productivos de la provincia que esas medidas aparezcan… pero las medidas deben venir de la nación. Chaco, a pesar de ser una provincia de economía regional, es la quinta provincia que aporta en retenciones. Chaco aporta $ 350 millones por año de retenciones… Por lo tanto la propuesta es solicitarle al gobierno, en línea con lo que planteó la Comisión de Enlace, aportes en forma directa a los productores. Hay muchos productores que si no aparece la mano del Estado para recomponer el capital de trabajo, van a dejar de serlo… Chaco ya perdió miles de productores en la década del 90, estamos en serio riesgo que aparezca otra camada de productores desaparecidos… La decisión es esa: pedir al gobernador del Chaco el acompañamiento urgente para que se tomen estas medidas de apoyar el petitorio del 21 de enero de la Comisión de Enlace, del cual se cumplió un solo punto y tiene que ver con la solicitud de la declaración de emergencia. Agregamos un pedido que se incorpore al sector del comercio y la industria y servicios a la emergencia. La actividad del Chaco es pura y exclusivamente agropecuaria, todos viven de él, no hay otra actividad… Se autorizó a las dos entidades presentes integrantes de la Mesa de Enlace, CRA y Federación Agraria, a que de no empezar a aparecer las medidas que nosotros solicitamos, se comience con medidas de fuerza en el mes de febrero, con paros de distintas características que cada entidad en sus reuniones orgánicas vayan decidiendo y se analicen entre las cuatro entidades en la Mesa de Enlace…

MHG: El Consejo Directivo de Carbap (Confederaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa) ha determinado como fecha de la protesta para el 19 y 20 de febrero… PO: Coincidimos con la metodología planteada por Carbap, pero creemos que el 19 y 20 de febrero es mucho tiempo. Creemos que hay que ir a un paro de no comercialización de cereales y oleaginosas y de hacienda gorda cuya fecha no puede superar entre el 10 o 15 de febrero. Si no empiezan a aparecer las medidas de fondo, debemos para esa fecha empezar a demostrar al gobierno el descontento que se está viendo en todo el interior del país…

MHG: Hoy por hoy, si bien no hay paro, hay una disminución de la comercialización muy importante… PO: Hay zonas en donde no se está comercializando absolutamente nada. En el caso de mi provincia, Chaco, estamos en plena cosecha de girasol, pero ha sido tan magra y mala que ni se nota. Para esta época, otros años, era una época de gran movimiento… Pero este año los rindes son tan magros, que hay muy poco movimiento… En la ruta no se ven camiones. En esta época se está cosechando girasol en el norte y comienza la cosecha de maíz en la zona de la pampa húmeda… yo anduve por la provincia de Buenos Aires, por Santa fe, la mayoría del maíz, por la sequía, está siendo utilizado en hacer rollos o moliéndolo para darle de comer a las vacas. Esto es lamentable, porque el maíz es un elemento muy importante, tiene un alto costo, si bien no se lo pierde en su totalidad, pero no es lo mismo procesarlo para dárselo de comer a la hacienda que vender el grano…

MHG: ¿Qué pasó con la cosecha de trigo? PO: El trigo ha tenido una baja del 50% en su producción. El año pasado se cosecharon 16 millones de toneladas de trigo. Este año 8 millones de toneladas… Y esto ha sido por un doble efecto: la sequía por un lado y por otro lado los productores han sembrado mucho menos por la imprevisibilidad de las medidas del gobierno… En este momento la gente no sabe si sembrar o no, porque el gobierno toma medidas a través del secretario de Comercio Interior o de la Oncca (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario), dos entes que tienen funciones especificas de contralor, pero los que debieran generar las políticas del sector serían al ministerio de la Producción y la secretaría de Agricultura… pero acá se hacen las cosas al revés…

MHG: La decisión de del gobierno nacional de eliminar el costo de las cartas de porte ¿afecta mucho económicamente a la Federación Agraria? PO: Es un 40% del ingreso de la Federación, que no es poco. Lo que a nosotros más no duele, más allá del ingreso, es que es una revancha que se toma el gobierno con la FAA. Es absolutamente falso lo que dice el actual director de la AFIP; ex jefe de la ONCCA, Ricardo Echegaray, que es un esfuerzo patriótico el que hace el gobierno nacional dándole las cartas de porte gratuitas a los productores. La carta de porte tiene un valor muy bajo. Hoy vale $ 16.-, para transportar un equipo de cereales u oleaginosos. De esos $16, $10 van a la ONCCA, $1.- tiene de IVA (del cual nos hacemos cargo nosotros); $ 3.- tiene de costo de imprenta nada más, porque tiene sistema de seguridad similares a la de los cheques, lo que requiere una alta calidad de impresión; y $2.- nos queda en definitiva a la Federación Agraria. Esos $2.-no son ganancia, porque de ahí pagamos a la gente afectada a ese trabajo. Termina quedándonos casi $ 1.- por cada carta de porte. Y nosotros no llegamos a manejar el 20% del total de las cartas de porte. El resto las maneja la Federación de Centros de Acopiadores de Cereales. Esto es un castigo a la FAA, es tomarse una revancha. Pero lo más grave, lo que más nos duele, es que van a quedar 40 personas sin una fuente de trabajo tan importante… Esto es lo que queremos plantear. Ojalá que el gobierno nacional, primero haga que el sistema sea mejor que el actual, nosotros tenemos nuestras dudas; y en segundo lugar esperemos que la señora Presidenta que dice tener tanta sensibilidad, reubique a estas 40 personas de la FAA y a las de la Federación de Centros de Acopiadores de Cereales que deben ser 4 ó 5 veces mas que el nuestro por el volumen que manejan, en otra fuente laboral, como hicieron con los empleados de las AFJP (Administradores de Fondos de Jubilación y Pensión)… Les doy un ejemplo: un productor de 100 hectáreas de la zona de Pampa Húmeda, que produce 300 toneladas de cereal u oleaginosa, se ve beneficiado con este medida de gratuidad de las cartas de porte en $ 160.-, porque son 10 camiones y cada camión carga 30 toneladas. O sea le da un beneficio de $ 160… ese es el subsidio. De retenciones, ni hablemos de los otros impuestos, a un productor de soja le están sacando $ 100 mil por cada 300 toneladas… Y si es productor de girasol le saca $ 50 mil. O sea al mismo productor que lo beneficia en $ 160, o sea $ 1,60 cvos. por hectárea; si es sojero, le saca $ 100 mil de retenciones, o sea $ 1.000 por hectárea; y si produce oleaginosa, la retiene $ 50 mil… o sea $ 500 por hectárea…

MHG: Cuesta no decir que es una burla… PO: No es una burla, es un castigo. Es una persecución política a la Federación Agraria…

MHG: ¿Cuál es el alcance la emergencia agropecuaria? PO: El problema es que la ley de emergencia agropecuaria es obsoleta. Es un instrumento legal que hay que utilizar. Postergar un impuesto como el de Ganancias o Bienes Personales para los pequeños o medianos productores es inútil. Ganancias no han tenido, han perdido y tampoco tienen Bienes Personales. Y de última aunque tengan algo de ganancia, hay que tener en claro que se trata de una prórroga de los vencimientos con el 15% de interés anual…

MHG: Y son impuestos coparticipables… PO: Exactamente… Se afecta fuertemente a las economías de las provincias y de los municipios… Por eso insistimos desde la FAA, que en cambio de dejar de percibir este tipo de impuestos, bajen –no decimos que eliminen- pero que sí bajen sustancialmente las retenciones para la franja de los productores chicos y medianos…la retención no es coparticipable, no afectan al resto del país… Y que dejen las retenciones para la franja de grandes productores, los fondos de inversión o pools de siembra que sí pueden seguir afrontando erogaciones de estas características…

MHG: ¿Se anima a soñar conmigo e imaginar que la Sra. Presidenta convoque a la Mesa de Enlace para tratar la política específica de esta gran región en donde está afectado el campo, cuales serían los puntos que plantearían en esa negociación, sabiendo que no van a obtener el 100% de lo solicitado? PO: Lo que solicitó La mesa de Enlace en la Carta Abierta a la Sra. Presidenta el pasado 21 de enero de 2009, es claro. Sólo se cumplió el primer punto, que era la sanción de la emergencia agropecuaria. Se le pide que flexibilice todo lo relacionado a exportación de carne, leche, cereales y oleaginosos… Les voy a dar un ejemplo: en estos momentos están muy restringidas las exportaciones de carne de la vaca de conserva y de menudencias, o sea las vacas viejas, las vacas flacas… También hemos visto como el Sr. Moreno ha dictado una norma en donde fija un encaje del 75% de los penes de toros que deben quedar en cámaras en Argentina por las dudas haya que consumirlo aquí en Argentina… ¿Cuándo consumimos en Argentina vacas de conserva o penes de toro?… El pene de toro se exporta por ejemplo a China, país en donde son gran consumidor de este producto. Desde la Federación Agraria hemos insistido claramente en que hay que garantizar el consumo argentino, porque no falta alguien que diga “no quieren que los argentinos comamos, por eso quieren exportar”… Nosotros siempre hablamos de los excedentes… También corre serio riesgo por ejemplo las fuentes de trabajo de los peones rurales, por lo tanto hemos solicitado al gobierno, y hay antecedentes de otras épocas, que el Estado se haga cargo de todo o de una parte de los aportes de las cargas sociales de los trabajadores. Y esto no es descabellado, porque en este momento a nosotros nos están sacando muchísimo dinero con el tema de las retenciones. Las retenciones se podrían haber justificado en momentos de altos precios internacionales. Pero hoy no se justifican. El gobierno en los últimos 4 años nos ha sacado U$S 30 mil millones de retenciones. Por eso Eduardo Buzzi dice que el gobierno son sólo debe ser socio en las ganancias, alguna vez debe serlo en las pérdidas, o sea que alguna vez ponga algo de plata… de dinero que incluso jamás coparticipó a las provincias… Con mucha menos plata, quizá con un 10% o un 20% de lo que aportamos en cuatro años de retenciones, hoy pondríamos en funcionamiento nuevamente el aparato productivo de Argentina; le daríamos el capital de trabajo a esta gente que hoy prácticamente está parada, y corremos el serio riesgo de volver a tener una gran camada de desaparecidos como en los 90… Esto es lo que estamos solicitando, no estamos pidiendo que nos regalen nada… Y cuando mucha gente de la ciudad dice “el campo es privilegiado”, me gustaría preguntarle a cualquier asalariado si le gustaría que todos los meses le sacaran compulsivamente el 35% del sueldo para aportar a las arcas del Estado…

MHG: Ese 10 o 20% ¿sería una quita de las retenciones o sería inyectado a las políticas productivas? PO: Las dos cosas. No hay que eliminar las retenciones, la FAA es clara en eso, hay que segmentar las retenciones. Si eliminamos las retenciones hasta 600 toneladas en soja y girasol, 1200 toneladas en maíz, 900 toneladas en trigo…. Si hacemos una segmentación hasta 5.000 toneladas y partir de ahí dejamos liberadas las retenciones… incluimos el 90% de los productores en esa segmentación y queda afuera el 10% que produce el 80% en el caso de la soja. No es un gran esfuerzo fiscal en el caso del gobierno, es solo un esfuerzo fiscal… Pero va a seguir recaudando muchísimo. Pero además necesitamos esa inyección muy fuerte de dinero, que lo planteó la mesa de Enlace y fue ratificado aquí en la reunión de Chaco… Hoy el productor necesita $ 200 por cabeza hasta 500 animales y $ 500 por hectárea hasta 500 hectáreas para insuflarle el capital de trabajo que ha perdido por toda la problemática de precios, sequía… sino la situación va a ser muy grave. Va haber miles de productores que no van a poder seguir trabajando…

MHG: ¿Para que zonas serían estos beneficios? PO: Para las zonas afectadas por sequía. Para eso están las comisiones de emergencia, las comisiones provinciales y zonales que determinarán quienes deben ser los beneficiados, o sea aquellos que se han quedado sin capital de trabajo… o sea productores que corren el riesgo de cerrar sus campos, o alquilarlos, o venderlos… Queremos que siga habiendo agricultura, una agricultura con agricultores como decimos en la FAA. Hoy para nosotros es mucho más importante el productor que la producción. No nos olvidemos que los pueblos del interior viven de la gente y de los productores… Porque ¡ojo! la producción está garantizada… quédense tranquilos… vamos a tener los 100 millones de toneladas o más… pero las van a producir 20 o 30 mil empresas… no 500, 600 o un millón de productores. Si elegimos la primera opción, van a desaparecer cientos de pueblos del interior, porque las grandes empresas no dan vida a los pueblos. Queremos que sigan existiendo productores y que se desarrollen así los pueblos del interior…

Fuente: www.mariaherminiagrande.com.ar, 03/02/2009.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*