¿Qué hacer con el drama de los accidentes?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.), correspondiente al sábado 9 de febrero de 2008. Faltan controles que permanezcan en el tiempo y ser rigurosos en la aplicación de sanciones, como aplican otros países, porque buscamos la forma de no pagar las multas. Todavía estamos a tiempo de salvar más muertes, pero depende de todos.

Compartir:

Mientras sigue la tragedia de accidentes de tránsito en las calles y rutas con datos escalofriantes de miles de muertes y heridos, la presidenta Cristina de Kirchner anunció un Plan Nacional de Seguridad Vial con el objetivo de bajar a la mitad en cinco años. Entre las principales medidas anunciadas por el Gobierno, se hará un monitoreo de los transportes de cargas y pasajeros, se instalarán radares en todas las rutas, se aplicará un sistema de quita de puntos en licencias de conducir por infracciones. Además, se intensificarán los controles de alcoholemia y será obligatoria la Verificación Técnica Vehicular. Respecto a las sanciones, ante una falta grave se secuestrará el vehículo y se retirará provisoriamente la licencia de conducir por 30 días. A decir verdad, este plan anunciado por la Presidenta es similar al de su marido lanzado hace dos años que había prometido disminuir un 20% el número de muertes por accidentes de tránsito en todo el país, objetivo no logrado mientras las muertes aumentaron. En cuanto a los números, según las estadísticas oficiales mueren más de 6.000 argentinos por año en accidentes de tránsito y para la ONG Luchemos por la Vida fueron más de 8 mil con un promedio de 22 decesos diarios. En lo que va del 2008, ya murieron unas 180 personas en todo el país. Nuestra zona no está ajena a este drama social: en 2007 hubo 45 muertes en el departamento y desde 1999 hasta la fecha ya murieron 356 personas, según informe publicado en el diario La Opinión de esta ciudad. Si se analizan las causas del por qué tantos accidentes, se pueden mencionar el exceso de velocidad, cansancio, ingesta de alcohol y drogas, falta de uso del cinturón de seguridad y del casco en los motociclistas, violación de semáforos en rojo, avance en contramano y falta de luces, fallas mecánicas del vehículo, estado del camino y del tiempo, el no respeto de los peatones en las esquinas, la falta de una red de autopistas frente a las obsoletas rutas construidas hace 50 años, la inexistencia de controles y sanciones severas a los infractores, entre otras. En 2003 Guillermo Laura vino a Rafaela para hablar de la red federal de autopistas como tienen otros países del mundo, que consiste en la construcción de 10.500 km sin peaje, para unir las principales capitales de provincia y más de 1.000 ciudades. La concreción de este proyecto le cuesta al país lo mismo que el total de accidentes que se producen a lo largo de un año: 4 mil millones de dólares anuales. Hay un proyecto en el Senado de la Nación con estado partamentario. Los argentinos no tomamos conciencia de que hay que respetar al otro en la vía pública. También faltan controles que permanezcan en el tiempo y ser rigurosos en la aplicación de sanciones, como aplican otros países, porque buscamos la forma de no pagar las multas. Todavía estamos a tiempo de salvar más muertes, pero depende de todos.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*