¿Por qué brindaremos?

Se trata de una carta de lectores publicada en los dos diarios locales, firmada por un ahorrista de la mutual de Ben Hur perjudicado en el primer corralito de 2001.

Por Marcelino Aranda

Compartir:

El 24 y 31 de diciembre a la medianoche los integrantes de la comisión directiva de la Mutual de Ben Hur levantarán sus copas brindando por un año de más impunidad. Brindarán sonrientes por haber tenido la gran viveza para burlar la confianza que 1.400 familias depositaron en ellos. Brindarán gozosos por los éxitos de campañas de fútbol y basquet que solventaron con los ahorros de rafaelinos laburantes. Brindarán despreocupados sin acordarse de los padecimientos que ancianos y enfermos están sufriendo por sus manejos y tramoyas. Brindarán para que esos cuatro o cinco locos (lo dijo un dirigente) que hacen bochinche sin razón se cansen y abandonen la lucha. Brindarán tal vez para ver si logran una vez más zafar de la justicia de los hombres olvidándose que hay otra justicia que allá al final de los tiempos seguramente no podrán burlar. Y nosotros, los damnificados… ¿por qué brindaremos? ¿Brindaremos por haber caminado durante seis meses los pasillos de Tribunales pidiendo una justicia que no llega? ¿Brindaremos por haber golpeado las puertas de intendencia y concejo en busca de un apoyo que nos preguntamos cuándo llegará? ¿Brindaremos porque estos personajes siniestros siguen transitando los caminos de la impunidad y nosotros los honestos seguimos olvidados? ¿Brindaremos por la osadía y desfachatez de algunos dirigentes que vemos los domingos acercarse a iglesias de la ciudad no sé a qué, supongo que a pedir fuerzas e inteligencia para seguir mintiendo a la gente? ¿Brindaremos por la extremada caradurez del vocero pregonando que el desenvolvimiento de la Mutual fue y es “regular”, que todo es transparente, asamblea, balances, presentaciones, explicaciones? ¿Brindaremos por la tristeza de nuestros abuelos acorralados? ¿Por la desazón de nuestros jubilados perjudicados? ¿Por la impotencia de nuestros jóvenes que deben postergar sus proyectos tan sólo por las andanzas de un puñado de caricaturas humanas? Realmente las 1.400 familias burladas no tenemos motivos ni ganas de brindar, pero lo más vergonzoso es que mientras ellos brindarán con champagne comprado con nuestros ahorros, en nuestras copas sólo habrá amargura y desesperanza.

Marcelino Aranda

Fuente: se trata de una carta de lectores publicada en los dos diarios locales: La Opinión y Castellanos, cuyo titular tiene LE 6.289.748.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*