¿La renuncia de Sancho será la solución en Santa Cruz?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

La crisis docente y de estatales en Santa Cruz se sigue profundizando a tal punto que ahora se llevó la “cabeza” del gobernador Carlos Sancho, pero la decisión la tomó por teléfono el presidente Kirchner a la distancia, como si fuera un patrón de estancia. Por estos días hubo varias manifestaciones y en algunos casos se estimaron en unas 10.000 personas que salieron a la calle –representa el 20% de la población en Río Gallegos- para desafiar no solamente al frío sino también a los gobiernos provincial y nacional, siendo motorizadas por grupos de izquierda, entre otros sectores. En este contexto, hay que decir el mal manejo policial que derivó en choques con los manifestantes con un saldo de 23 heridos. Antes el gobierno nacional los había acusado de ser promotores de la violencia y “autoherirse” como inapropiadamente señaló el ministro del Interior Aníbal Fernández. También hay que decir que esta crisis no es de ahora sino que viene de lejos cuando Sergio Acevedo tuvo que renunciar porque el Estado santacruceño se parece más a una propiedad privada del caudillo Kirchner. En la protesta de estas semanas los docentes están reclamando aumentar el salario básico actual de 160 pesos, pero a decir verdad son los que más ganan en el país argumentado con que el costo de vida es muy alto, con lo cual el grueso del salario se paga en negro, ¡qué buen ejemplo da el Estado provincial de Santa Cruz! A la crítica de la oposición santacruceña también apareció el obispo de Río Gallegos Juan Carlos Romanín quien denunció que no hay libertad de expresión y el que piensa diferente hay que eliminarlo. En este sentido, se comprende que los periodistas y medios de comunicación santacruceñas críticos son perseguidos. De hecho el Comfer le quitó la licencia para salir al aire a la FM News con el argumento de que interfería la señal de la Gendarmería, cuando esa FM estaba realizando los trámites para su legalización. Ahora, en lugar de Sancho asumirá Daniel Peralta, un hombre de confianza de Kirchner, pero a decir verdad se trata de un diputado provincial que estaba en uso de su licencia desde hacía cuatro años. Por este motivo, dos renuncias y la reasunción apresurada de Peralta debieron gestarse en pocas horas dentro del poder legislativo, que teóricamente debe ser independiente del Ejecutivo de Santa Cruz, para así conformar la voluntad hegemónica de Kirchner. ¿La renuncia del gobernador Sancho será la luz de esperanza a la crisis santacruceña, provincia que todavía sigue manejando Kirchner a su antojo a la distancia y por teléfono? ¿Qué pasa si las propuestas salariales no conforman a los docentes y trabajadores estatales? La política debe buscar el bien común por encima de los personalismos como el de Kirchner y de los intereses sectoriales, sino cae en ruinas…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*