¿Cuál es la intencionalidad del Observatorio de Medios?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.). lo que está propiciando este Gobierno hegemónico con rasgos autoritarios es acallar las voces diferentes y atentar a la libertad de expresión. Se suma el proyecto oficial de reformar la ley de radiodifusión 22.285 de 1980, época del gobierno militar, que aún se mantiene en vigencia después de 25 años de democracia.

Compartir:

El gobierno de los Kirchner en vez de encontrar soluciones a los problemas que se presentan crea conflictos inexistentes y busca enemigos donde no los hay. Vamos a analizar el polémico y controvertido proyecto del Observatorio de Medios, que está potenciado por el decano de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires Federico Schuster con el objetivo de detectar “expresiones de contenido antidemocrático” en las coberturas periodísticas. A decir verdad, este proyecto se reflotó después del histórico paro agropecuario de 21 días, en que supuestamente hubo discriminación entre los manifestantes agropecuarios y los piqueteros patoteros conducidos por Luis D`Elía, quienes corrieron con palos y golpes a los manifestantes contrarios al Gobierno, lo que habla de una falta de cultura democrática. Hay que sumar las críticas casi permanentes de la presidenta Cristina hacia el periodismo y de calificar mensaje “cuasi-mafioso” al dibujo de Hermenegildo Sabat en diario Clarín. En realidad lo que está propiciando este Gobierno hegemónico con rasgos autoritarios es acallar las voces diferentes y atentar a la libertad de expresión, contemplada en la Constitución Nacional a través de los pactos internacionales incorporados en la reforma de 1994 en Santa Fe. Según el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de diciembre de 1948: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. En este contexto, se suma el proyecto oficial de reformar la ley de radiodifusión 22.285 de 1980, época del gobierno militar, que aún se mantiene en vigencia después de 25 años de democracia. ¿Quién puede negar que ese decreto-ley es antidemocrático y va en contramano de la realidad actual de los medios electrónicos? El interventor del Comfer Gabriel Mariotto dice que la voluntad de la presidenta de la Nación es avanzar sobre una nueva ley para desconcentrar el mercado, pero el ex presidente Néstor Kirchner consolidó durante su gestión al prorrogar en 2005 las licencias a los canales abiertos y radios del país durante 10 años. Hay que decir que en la década del 90 el ex presidente Carlos Menem había derogado el inciso e del artículo 45 de la citada 22.285, con lo cual permitió la aparición de los multimedios con el caso más emblemático del grupo Clarín. Ciertamente, habría que limitar a esos grupos. Una versión confiable dice que el proyecto final del kirchnerismo consiste en quedarse con parte de la propiedad de algunos medios de comunicación, según escribió el periodista Joaquín Morales Sola en el diario La Nación.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*